domingo, 22 de julio de 2012

Michoacán: Ataques dejan 5 muertos en Vista Hermosa


Un grupo armado irrumpió en las calles del municipio de Vista Hermosa, llegó a una gasolinera donde detonó armas de alto poder, luego rafagueó las oficinas de la Dirección de Seguridad Pública (DSPM) y ejecutó al jefe policiaco.
Posteriormente los gatilleros balearon la alcaldía donde se desarrollaba una sesión de Cabildo.
El incidente ocurrió aproximadamente a las 21:00 horas de este sábado cuando al menos 50 personas a bordo de ocho vehículos tirotearon una gasolinera localizada a la entrada de Vista Hermosa, rumbo a La Piedad.
De ahí, los pistoleros se trasladaron a la DSPM y accionaron sus fusiles de asalto para después asesinar al director de la Policía, José Luis Flores Martínez, de 42 años.
Después atentaron contra el edificio del ayuntamiento, donde el alcalde Omar Corsa Gallegos encabezaba una sesión de Cabildo, lo cual generó el pánico de la asamblea, y a empujones y gritos la gente corría para resguardarse de las balas.
En ese momento llegaron policías estatales de Jalisco que enfrentaron a los gatilleros, quienes debido a su superioridad numérica terminaron asesinándolos sin ninguna dificultad. El saldo fue de tres agentes muertos.
El chofer de un camión también perdió la vida, pues a la hora en que se registró la balacera pasaba por el sitio y recibió varios balazos.
Los delincuentes tomaron una patrulla y una camioneta particular, las quemaron y huyeron sin ser detenidos.
Más detalles
Un ataque armado con al menos 50 atacantes, en el municipio de Vista Hermosa, Michoacán, dejó como saldo al menos ocho personas, entre ellos policías, un civil y el director de Seguridad Pública de dicha localidad.
El comando, además de ultimar a los agentes, baleó el Palacio Municipal, una gasolinera y la base de la Policía Federal, intentó incendiar una gasolinera y lanzó más de 3 mil proyectiles de diversos calibres contra el palacio municipal de Vista Hermosa, asesinando al director de Seguridad Pública, para después dirigirse rumbo a Jalisco.
En su huída, se encontraron con elementos de la policía estatal de Jalisco, que acudían en auxilio de sus homólogos de Michoacán. También fueron baleados. Un civil también perdió la vida.
El Secretario de Gobierno, Jesús Reyna García, dijo en las afueras del palacio municipal de Vista Hermosa, a donde acudió acompañado de autoridades policiacas a percatarse de lo ocurrido, que ocho personas habían perdido la vida, señalando que se trata del director de la policía local y dos elementos más, cuatro policías de Jalisco y una persona que pasaba por el lugar.
Las versiones recogidas en el lugar de los hechos, señalan que serían cuando un grupo de por lo menos 20 camionetas llenas de hombres fuertemente armados, arribó al sitio donde se ubica la base de la Policía Federal, lanzando disparos hacia las instalaciones.
A un costado del inmueble se ubica una gasolinera, la cual fue rafagueada con armas de diversos calibres, e incluso las bombas despachadoras de combustible fueron baleadas con la intención de que se registrara un incendio o explosión.
Luego, el grupo armado arribo por las calles Francisco Villa, Francisco I Madero y Miguel Hidalgo, a la sede de la presidencia municipal donde se estaba llevando a cabo una sesión de cabildo.
El ataque ocurrió en los momentos en que aproximadamente 30 funcionarios municipales se encontraban reunidos en el interior del palacio municipal, tratando temas de interés colectivo, situación que llenó de pánico el ambiente.
Por lo menos cuatro casas y negocios ubicados en las cercanías del palacio municipal fueron impactados por los proyectiles lanzados por el grupo armado. El vehículo particular que utiliza el alcalde también fue baleado.
Además, a la hora que ocurrieron los hechos cientos de personas transitaban por la vía pública y otros más paseaban por la plaza principal, lo que generó un caos total, pues la balacera, aseguran, duró cerca de 40 minutos.
En ese lugar perdió la vida el director de Seguridad Publica, de nombre José Luis Flores Martínez, de 42 años de edad, a quien acribillaron justo a la entrada principal de la presidencia, quien se encontraba dentro del palacio municipal y su cadáver quedó detrás de la pesada puerta de madera que recibió una gran cantidad de balas.
Durante esa balacera, un camionero que pasaba por el lugar fue alcanzado por los proyectiles que lanzaban el grupo armado e intentó huir conduciendo con dirección hacia Jalisco, pero aproximadamente 8 kilómetros más adelante, sobre la carretera que conduce a la población de La Barca, perdió la vida.
Esta persona fue identificada como Ernesto Mireles, de 39 años de edad; al momento se desconoce su domicilio, solo se sabe que su licencia de conducir señala que vive en el estado de Guanajuato.
Horas más tarde, llegaron policías de varios municipios y también elementos del Ejército.
En resumen
El te­rror se apo­de­ró de las ca­lles de es­ta po­bla­ción cuan­do un co­man­do de ga­ti­lle­ros lle­gó a una ga­so­li­ne­ra lo­cal pa­ra lan­zar fue­go de me­tra­lla, lue­go se di­ri­gió a la Di­rec­ción de Se­gu­ri­dad Pú­bli­ca Mu­ni­ci­pal (DSPM), don­de ra­fa­gueó las ins­ta­la­cio­nes pa­ra des­pués eje­cu­tar al man­do po­li­cia­co de di­cha de­pen­den­cia y, fi­nal­men­te re­ma­tar ba­la­cean­do la Pre­si­den­cia Mu­ni­ci­pal, en ple­na se­sión de Ca­bil­do, lo cual pro­vo­có si­co­sis y ata­ques de ner­vios en­tre los pre­sen­tes, quie­nes huían des­pa­vo­ri­dos pa­ra sal­var sus vi­das.

Ca­be men­cio­nar que en el fra­gor de la agre­sión tam­bién fa­lle­cie­ron tres po­li­cías es­ta­ta­les de Ja­lis­co, quie­nes al es­cu­char por sus ra­dios las lla­ma­das de au­xi­lio de los uni­for­ma­dos de es­ta ciu­dad acu­die­ron en su apo­yo pe­ro, de­sa­for­tu­na­da­men­te pe­re­cie­ron al en­fren­tar­se con­tra los cri­mi­na­les, que los su­pe­ra­ban en nú­me­ro; una víc­ti­ma más fue un de­sa­for­tu­na­do trai­le­ro, quien re­ci­bió va­rias ba­las per­di­das mu­rien­do en el ac­to.

Lo an­te­rior se re­gis­tró cer­ca de las 21:00 ho­ras de ayer sá­ba­do, cuan­do al me­nos 50 pis­to­le­ros a bor­do de ocho ve­hí­cu­los, en­tre ca­mio­ne­tas y au­to­mó­vi­les, se pre­sen­ta­ron a es­ta lo­ca­li­dad, quie­nes en una rá­pi­da ac­ción se dis­per­sa­ron por el pe­rí­me­tro y ti­ro­tea­ron la ga­so­li­ne­ra ubi­ca­da a la en­tra­da de es­ta ur­be, rum­bo a La Pie­dad.

Lue­go se tras­la­da­ron a la DSPM, don­de nue­va­men­te ac­cio­na­ron sus fu­si­les de asal­to, pa­ra des­pués ase­si­nar al di­rec­tor de la Po­li­cía, iden­ti­fi­ca­do co­mo Jo­sé Luis Flo­res Mar­tí­nez, de 42 años de edad.

Pos­te­rior­men­te los em­pis­to­la­dos aten­ta­ron con­tra el edi­fi­cio del Ayun­ta­mien­to, don­de el al­cal­de Omar Cor­sa Ga­lle­gos es­ta­ba en se­sión de Ca­bil­do, lo cual ge­ne­ró el pá­ni­co de la asam­blea y, a em­pu­jo­nes y a gri­tos la gen­te co­rría pa­ra res­guar­dar­se.

En ese mo­men­to lle­ga­ron ofi­cia­les es­ta­ta­les de Ja­lis­co, quie­nes en una ac­ción he­roi­ca, pe­ro a la vez sui­ci­da, en­ca­ra­ron a los ga­ti­lle­ros, mis­mos que de­bi­do a su su­pe­rio­ri­dad nu­mé­ri­ca ter­mi­na­ron ase­si­nán­do­los sin nin­gu­na di­fi­cul­tad.

Un trai­le­ro ino­cen­te tam­bién per­dió la vi­da, pues a la ho­ra me­nos in­di­ca­da pa­sa­ba por el si­tio y re­ci­bió va­rias le­sio­nes de ar­ma de fue­go, que­dan­do su ca­dá­ver en el lu­gar.

Fi­nal­men­te los mal­he­cho­res to­ma­ron una pa­tru­lla y una ca­mio­ne­ta par­ti­cu­lar y las que­ma­ron, pa­ra in­me­dia­ta­men­te em­pren­der la hui­da sin ser de­te­ni­dos.

Tras lo ocu­rri­do en las pa­re­des de los in­mue­bles mu­ni­ci­pa­les so­la­men­te que­da­ron los ori­fi­cios que de­ja­ron las ba­las; en el am­bien­te so­lo se per­ci­bía el mie­do, y a lo le­jos se es­cu­cha­ban los so­llo­zos y el llan­to de al­gu­nas mu­je­res que vi­vie­ron la es­ce­na de te­rror.

Mi­nu­tos des­pués acu­die­ron ele­men­tos del Ejér­ci­to Me­xi­ca­no, del 62/o Ba­ta­llón de In­fan­te­ría, quie­nes pei­na­ron la zo­na a fin de lo­ca­li­zar a los de­lin­cuen­tes, sin que ob­tu­vie­ran re­sul­ta­dos po­si­ti­vos.

Más tar­de tam­bién se pre­sen­tó el agen­te del Mi­nis­te­rio Pú­bli­co del fue­ro co­mún apo­ya­do por per­so­nal pe­ri­cial y mi­nis­te­rial, quien rea­li­zó las di­li­gen­cias de ley en el lu­gar de los he­chos.

Es im­por­tan­te se­ña­lar que ape­nas el do­min­go 24 de ju­nio de es­te año, ele­men­tos de la Po­li­cía de Su­su­pua­to fue­ron em­bos­ca­dos en Be­ni­to Juá­rez por su­je­tos ar­ma­dos, ac­ción que de­jó un sal­do de cua­tro uni­for­ma­dos he­ri­dos, en­tre ellos el sub­di­rec­tor de di­cha cor­po­ra­ción; pos­te­rior­men­te los de­lin­cuen­tes tam­bién ba­lea­ron las ins­ta­la­cio­nes de la Po­li­cía de Su­su­pua­to, y se ha­bló de que ahí hu­bo un ofi­cial muer­to.
(Con información de Proceso.com.mx, Impacto El Diario y La Prensa)

No hay comentarios. :

Lo más leído y comentado