jueves, 14 de marzo de 2013

Jalisco: Jornada de 14 ejecutados

Tras hallarse los cadáveres de dos mujeres y dos hombres en Atotonilco el Alto, Jalisco registra 14 muertos en las últimas 12 horas.

Distintas autoridades informaron de manera extraoficial que el reporte del hallazgo fue hecho cerca de las 8:45 horas sobre la carretera Atotonilco-San Francisco de Asís, a la altura del kilómetro 30.

Las víctimas, de las que no fue revelada la identidad, estaban distribuidas en dos vehículos. Se trata de dos mujeres y dos hombres.

Personal de la Fiscalía Central, así como del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses realizó hasta las 13:30 horas las investigaciones para obtener información o datos sobre las personas involucradas en el abandono.

Se prevé que los cuerpos sean trasladados a las instalaciones del Servicio Médico Forense de Ocotlán, donde podrán ser reclamados.

La jornada roja comenzó a las 22:00 horas del miércoles, cuando se reportó que en la Colonia Las Juntitas, en Tlaquepaque, un joven fue acribillado por dos sujetos que utilizaron pistolas calibre 9 milímetros.

La víctima fue identificada como Camilo Ascencio Maceda, de 17 años, quien era vecino de la Colonia El Campesino y murió con al menos cinco impactos de bala entre rostro, espalda, abdomen y piernas.

En la escena del crimen fueron encontrados al menos 13 casquillos y un tiro útil, en tanto los agresores huyeron en una camioneta Dodge Ram color rojo y un Toyota Camry gris, con dirección a Carretera a Chapala, según reportaron policías municipales.

Alrededor de unos 10 minutos después se reportó la muerte de dos personas en la Zona Centro de Zapotlanejo.

El hecho ocurrió en el cruce de Vicente Guerrero y Revolución, cuando dos policías le marcaron el alto a un motociclista que circulaba sin placas.

Tras detenerse, el agresor sacó de entre sus ropas una pistola calibre 9 milímetros que accionó contra los uniformados.

Una de las ráfagas alcanzó al oficial Diego Armando Lupercio, de 24 años, en el pecho, cerca de la axila, a pesar de que utilizaba chaleco antibalas, cuando repelía la agresión junto con su compañero.

Mientras, el presunto criminal, de quien las autoridades no proporcionaron el nombre, fue abatido durante el intercambio de balas.

El gendarme fue trasladado a la Cruz Roja de la localidad, sin embargo, a su arribo perdió la vida desangrado.

La Policía de Zapotlanejo recibió una amenaza telefónica para que las autoridades dejaran el cadáver del agresor en el lugar del enfrentamiento, pues iban a recuperarlo sus conocidos.

No obstante, más de 10 patrullas escoltaron a personal forense para que el cuerpo fuera trasladado a la morgue metropolitana.

Alrededor de las 22:30 horas, la Colonia Paraísos del Colli, en Zapopan, fue escenario de un multihomicidio.

En un bar denominado La Media Luna, tres hombres y una mujer fueron agredidos por dos sujetos que irrumpieron en el negocio y abrieron fuego; sólo la mujer logró sobrevivir.

Las autoridades presumen que los dos agresores habrían utilizado una pistola 38 súper y una Uzi 9 milímetros cuando las víctimas, de entre 25 y 30 años, estaban reunidas en una mesa ingiriendo bebidas embriagantes.

La mujer agredida presentaba heridas por los proyectiles de arma de fuego en el pecho y en un brazo, por lo que fue trasladada a la Cruz Verde Las Águilas en condición grave.

Los causantes consumaron el ataque y huyeron en dos camionetas, una Tornado gris y una Honda CRV blanca hacia Mariano Otero.

Al interior del negocio, localizado en la Avenida Las Torres, entre Prolongación El Colli y Mezquite, había empleados y más clientes que se refugiaron de las balas entre las mesas y la barra. Incluso uno de los finados intentó correr y fue alcanzado por los proyectiles afuera del local.

Peritos del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses localizaron más de 20 casquillos de las armas referidas regadas en el establecimiento. En tanto, las autoridades se negaron a proporcionar los nombres de los fallecidos.

Casi al mismo tiempo que en Zapopan, en el Municipio de Cocula se reportó la ejecución de un hombre, sin embargo, por órdenes de mandos policiales de la Comisaría municipal no se proporcionó más información sobre el caso.

Durante la madrugada del jueves, el guardia de seguridad de un autolavado fue hallado sin vida en la Colonia Residencial del Bosque. Presentaba huellas de tortura.

Oficiales tapatíos acudieron a la negociación ubicada sobre Paseo de la Arboleda y Chícharo, donde confirmaron la muerte del hombre de aproximadamente 25 años.

Al revisarlo, las autoridades notaron que le faltaban algunas piezas dentales, además de que tenía golpes en diferentes partes del cuerpo y había sido arrastrado.

Por algunos indicios, como la posible ausencia de un vehículo, se cree que el móvil del crimen fue el robo.

Luego, a las 6:30 horas fue descubierto el cadáver de una persona envuelta en una cobija, en la Calle 66 y Santa Clemencia, en la Colonia Talpita de Guadalajara.

Una hora más tarde fue hallado el cuerpo de un joven maniatado y con una bolsa de plástico en la cabeza, al lado de un jardín de niños, sobre la Calle Rincón del Cantor al cruce con Miguel Silva, en la Colonia Santa María Tequepexpan de San Pedro Tlaquepaque.

Patrulleros locales acudieron al sitio y confirmaron que la víctima estaba semiescondida entre un muro y un montículo de escombro.

Era un joven que llevaba bermudas de mezclilla color gris, así como playeras, tenis y tines blancos, y aparentaba entre 20 y 25 años.

Peritos forenses inspeccionaron el lugar, pero no localizaron indicios, por lo que se cree que el cuerpo fue dejado ahí durante la madrugada del jueves o la noche del miércoles.

Según técnicos en urgencias médicas, la víctima presentaba cerca de ocho horas de evolución cadavérica, pero a simple vista no pudieron determinar cómo fue asesinada.

La bolsa que llevaba en la cabeza estaba sujeta con cinta canela -al igual que las muñecas- por lo que no se descartó que hubiera sufrido de asfixia.

Aunque fueron inspeccionadas las pertenencias del joven, no se localizó alguna credencial que pudiera revelar el nombre y fue trasladado a las instalaciones del Servicio Médico Forense.

Más detalles

Enterrado en un predio del municipio de Cocula, en la región Valles de Jalisco, fue encontrado el cadáver de un hombre aún no identificado.

La dirección de seguridad pública local reportó que el hallazgo ocurrió en un terreno entre cerros conocido como El Saucillo, a unos 10 kilómetros de la cabecera municipal.

Peritos del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF) que exhumaron el cuerpo, señalaron que se trata de un hombre aparentemente adulto, con más de 60 días de evolución cadavérica.

No obstante, por el estado de descomposición al momento de ser encontrado, no se advirtió a simple vista la causa de muerte.

Por su parte, agentes investigadores de la Fiscalía General del Estado, indicaron que los restos fueron localizados en la misma zona donde hace semanas fue descubierto el cadáver de una mujer.

Así, se cuentan 14 asesinatos en Jalisco en un lapso de poco más de 12 horas.
(Con información de El Diario.mx y El Universal.mx)

Lo más leído y comentado