miércoles, 24 de abril de 2013

Jalisco: Ebrio mata a 3 niños, en Guadalajara

El ruido del impacto frontal de dos autos y los gritos de dolor de cuatro víctimas atropelladas en calles de la colonia Balcones de Oblatos, en el municipio de Guadalajara, provocaron que cientos de vecinos salieran de sus casas para ver una escena desgarradora, tres menores de edad fallecidos.

El presunto culpable del accidente, un joven que conducía una camioneta a exceso de velocidad y en estado de ebriedad, estuvo a punto de morir linchado por testigos enfurecidos, luego de que con su vehículo le quitara la vida a los tres menores de edad y dejara a una persona más lesionada.

Los hechos sucedieron alrededor de las 22:30 horas del domingo pasado, cuando el joven, identificado como Luis Enrique Gómez Flores, de 18 años de edad, manejaba en zigzag una camioneta GMC Envoy color blanca sobre la Calle Hacienda La Venta, cuando un niño de 12 años que andaba en bicicleta salió a su paso, al cruce con Hacienda La Estancia, según relataron testigos.

Al dar el “volantazo” para esquivar al menor, el conductor del vehículo terminó por embestirlo, junto a una pareja de novios que esperaban un camión del transporte público en la esquina de las citadas arterias.

La camioneta siguió su trayecto hasta impactar un taxi que estaba estacionado en sentido opuesto hacia Circunvalación Oblatos, luego que el chofer se había bajado para ir a la tienda, informaron policías municipales.

El carro del sitio 41 fue arrastrado por cerca de 5 metros, hasta que el otro vehículo lo hizo girar casi 180 grados y golpear a una niña de 7 años que jugaba en un patín, explicaron elementos de Protección Civil y Bomberos tapatíos.

Luego del encontronazo, la Envoy dio volteretas por más de 10 metros hasta terminar en medio de la vía sobre el costado del piloto, aplastando en su recorrido a la niña que había quedado sobre la calle tras ser arrollada.

Frente a un puesto de tacos, tendidos sobre la banqueta, quedaron los cuerpos inertes de Jorge Adán Sánchez Padilla, de 12 años -quien iba en la bicicleta-, y Evan Hernán Miramontes Águila, de 17, quien esperaba el transporte urbano que lo llevaría a la Colonia Jalisco, donde vivía. Unos metros adelante, a un costado del frente destrozado del taxi, falleció la menor Estefany Yarely Gómez Sánchez.

Perla Teresa Román Campos, de 15 años, quedó con contusiones severas en tórax y cráneo, por lo que fue trasladada en condición grave al Hospital Militar.

En tanto, el automovilista Luis Enrique Gómez Flores salió de la camioneta con golpes y raspones de consideración menor.

Al descender, un grupo de vecinos quería tomar justicia por propias manos ya que el joven intentó escapar del lugar, pero oficiales de la Secretaría de Seguridad Ciudadana arribaron para arrestarlo y evitar el linchamiento, por lo que el joven requirió traslado médico a un puesto de socorro, reportaron uniformados.

Luego de revisar el vehículo, los gendarmes tapatíos encontraron más de 10 envases vacíos de cerveza, además el conductor despedía fuerte aliento alcohólico, agregaron policías tapatíos. Gómez Flores, que conducía la camioneta sin licencia, era acompañado por otros dos jóvenes que huyeron del lugar tras el percance.

El accidente desplegó una intensa movilización de unidades de bomberos, Cruz Roja, Policía Municipal y Policía Vial. En el sitio, las autoridades apuntaron que Estefany Yarely y Jorge Adán eran primos y estaban jugando juntos al momento del incidente.

Horas más tarde las autoridades confirmaron que el joven manejaba en estado de ebriedad de acuerdo a la alcoholemia que se le practicó. “La prueba de alcoholemia sí dice que trae 242 miligramos de alcohol en la sangre”, dijo Jorge Villaseñor, encargado de despacho de la Fiscalía Regional Zona Centro.

De acuerdo con el funcionario, la cantidad de alcohol que presenta Luis Enrique Gómez Flores, el chofer detenido, es el equivalente al segundo grado de ebriedad, y por ese motivo, aunado a que hubo víctimas mortales, no alcanzaría libertad bajo fianza.

Villaseñor también mencionó que el joven sigue sin tener conciencia de lo que ocurrió, “Al parecer todavía se encuentra con la euforia del alcohol, creo que no ha recapacitado qué es lo que pasó”, expresó. Gómez Flores podría ser consignado ante un juez mañana.

(Con información de La Policiaca.com)

No hay comentarios. :

Lo más leído y comentado