lunes, 8 de abril de 2013

Tamaulipas: Mató, decapitó y calcinó a su amigo, en Ciudad Madero

Un estudiante de preparatoria de sólo 15 años de edad, asesinó a su amigo durante la madrugada del domingo pasado. El menor de edad le dio varias cuchilladas en el cuerpo a su víctima, para luego decapitarlo.

Después, el joven tiró la cabeza en un bote de basura y envolvió el resto del cuerpo en una sábana para prenderle fuego en un solar baldío colindante al departamento donde se perpetró el crimen, ubicado en la colonia Jardín 20 de noviembre de Ciudad Madero.

Hacia las siete de la mañana, los vecinos reportaron el incendio en el predio abandonado, cuando los bomberos acudieron a apagar el fuego, se descubrió el cuerpo semicalcinado de una persona, por lo que dieron aviso a las autoridades policiacas.

Rápidamente llegaron al punto elementos del Ejército Mexicano, Policía Estatal Acreditable y Policía Ministerial del Estado así como el fiscal investigador de la Agencia Primera, quienes acordonaron el área y comenzaron a levantar las evidencias del crimen.

Los investigadores descubrieron unas manchas de sangre que conducían a un apartamento ubicado en la parte alta de un edificio habitacional adjunto y ahí descubrieron a un joven que lavaba con agua y jabón las huellas de sangre que conducían a su puerta.

Al verlos el joven se puso muy nervioso e intentó huir pero fue atrapado por los agentes quienes observaron que en el interior de la sala, paredes y piso de su departamento había restos de sangre. El astuto muchacho les dijo que tres sujetos se habían metido a su casa e intentaron matarlo.

Los oficiales no le creyeron y al continuar con la interrogación el adolescente cayó en contradicciones y más tarde confesó haber sido el autor del artero crimen, además en su rostro y espalda presentaba huellas de haber sido rasguñado en un forcejeo.

El joven confesó que la tarde del sábado él y su víctima estuvieron consumiendo drogas y tomando en compañía de otros amigos. Precisó que empezaron en la playa de Miramar y posteriormente arribaron al departamento ubicado en la colonia Jardín 20 de noviembre.

Al paso del tiempo, se quedaron solos en dicho lugar Juan Antonio Reyes González, de 15 años y Raúl Toscano Cruces, pero este último pretendió sostener relaciones sexuales a la fuerza con el menor, quien no se dejó y empezaron a forcejear.

Al calor de las copas y bajo los efectos de las drogas, el adolescente, enfurecido por las malas intenciones de su amigo fue al interior de la cocina y sacó un cuchillo con el que lo agredió varias veces en el cuello, rostro y abdomen.

No conforme con haberlo asesinado decidió cortarle la cabeza, para lo cual empleó una bandeja de plástico y un cuchillo, aseguró que durante un buen tiempo batalló para lograr su objetivo, luego planeó cómo deshacerse del cuerpo y no dejar evidencia.

Más tarde, cuando aún estaba oscuro sacó el cuerpo de su departamento, después de meter la cabeza de su amigo a una bolsa negra la arrojó a un bote de basura y posteriormente quemó el resto del cuerpo con gasolina en un predio abandonado.

Luego, muy tranquilo regresó a su domicilio a limpiar la sangre en el interior y exterior del departamento donde vive, pero como se encontraba influenciado por el alcohol y la droga no completó la limpieza de toda la escena del crimen.

Los agentes ministeriales encontraron las paredes y piso del departamento manchados de sangre. Asimismo se halló en la cocina una bandeja y un cuchillo ensangrentados, el joven presentaba manchas de sangre en sus ropas y rasguños en el cuerpo y la cara.


(Con información de Zócalo Saltillo)

No hay comentarios. :

Lo más leído y comentado