sábado, 22 de junio de 2013

Chihuahua: Mató a su hija de 4 años... por acabarse la sopa

Terminarse la sopa desató la furia de Yomara Saraí Vizcarra Molina, de 25 años de edad, mujer que agarró a escobazos a su hija de nombre Ashley Estefanía, de apenas 4, según la declaración de la ahora detenida. 

En primera instancia se manejaba de manera no oficial que la presunta asesina golpeó a su hija con un tubo, mismo que fue localizado en la vivienda, sin embargo esto quedó descartado tras la declaración de Yomara. 

Asimismo, cuando recién se supo de la noticia, la Fiscalía General manejó que la niña fue trasladada al hospital Regional luego de que se convulsionara, pues según la pequeña se había resbalado en el baño, cosa que tampoco fue cierta.

Todas sus mentiras se vinieron abajo. Yomara, con lágrimas en los ojos y con cara de arrepentimiento dijo a las autoridades investigadoras que fue tanta su furia el saber que se había acabado la comida que terminó por agarrar la escoba y darle de golpes hasta provocarle un traumatismo craneoencefálico, según el dictamen médico.

La agresión aconteció en la calle 19 y media Sur, en la colonia Los Girasoles, en Delicias. Sin embargo los elementos arribaron hasta el Hospital, en donde los médicos se encargaron de reportar el deceso.

Según la información, fueron tantos los golpes que recibió Ashley que se desvanecía, al grado de que en varias ocasiones cayó, una de esas caídas fue en el baño, sin embargo Yomara no quería llevarla al hospital porque sabía que tal hecho le ocasionaría problemas.

La abuela de Ashley al ver la condición de la menor optó por llevarla al nosocomio, pese a que la madre no quería. Luego de unos minutos y de presentar también fracturas en los brazos y moretones en otras partes del cuerpo, la pequeñita falleció.

También se supo que la madre de la menor se dedicaba a la prostitución y según los testigos, la fémina tenía cierto rencor para con Ashley, además de que no era la primera vez que la golpeaba.

La familia era grande, pues eran 5 los retoños de la fémina, quien se encontraba casada con un sujeto que también fue detenido, pero que conforme avanzó la investigación fue puesto en libertad puesto a que no se le vinculó con el hecho. Además, los pequeños eran de distintos padres.

Ya había tenido problemas. De acuerdo a la información en torno al caso, Yomara ya había tenido problemas con el DIF Municipal, al punto de que la pequeña fue otorgada a la abuela para evitar más abusos contra ella, sin embargo se desconocen porqué la menor se encontraba de nuevo con la madre.

Las investigaciones por parte de la Fiscalía General del Estado continuarán y se espera que en las próximas horas se le realice la audiencia de vinculación a proceso, en donde podría alcanzar por lo menos 20 años de prisión.


(Con información de Zócalo Saltillo)

No hay comentarios. :

Lo más leído y comentado