jueves, 27 de junio de 2013

Guerrero: Rafaguean comandancia y atentan contra ex diputado

Un grupo armado atacó la tarde de ayer al ex diputado local priísta Adrián Román Álvarez, en pleno centro de Teloloapan. El saldo fue de dos personas heridas.

Horas antes de ese hecho, un comando baleó la sede del ayuntamiento de Pilcaya, donde se encuentra la comandancia de la Policía Municipal, sin que registraran lesionados.

Sobre el primer evento, reportes oficiales refieren que aproximadamente a las 18:30 horas de este miércoles se desató una balacera a escasos metros del centro de Teloloapan.

De acuerdo con informes consultados por Apro, un comando atacó al ex diputado local priísta Adrián Román en momentos en que arribaba a su negocio, una tienda de alimentos para animales de granja.

El comerciante, ligado al grupo del ex gobernador Rubén Figueroa Alcocer, salió ileso de la agresión, pero dos de sus trabajadores resultaron heridos.

Los agresores fueron perseguidos por soldados y policías estatales que desde hace un mes asumieron las funciones de seguridad en el municipio, lo que provocó que se desataran otras balaceras en distintos puntos de Teloloapan.

En otro hecho, un comando atacó esta madrugada la sede de la comandancia de la Policía Municipal de Pilcaya, ayuntamiento administrado por la alcaldesa panista Sandra Velázquez Lara.

De acuerdo con reportes policiacos, el ataque sólo dejó daños materiales.

Más detalles
En los primeros minutos de este miércoles, un grupo de unos 15 hombres armados a bordo de camionetas dispararon contra la fachada del Ayuntamiento de Pilcaya, ubicado muy cerca de Taxco, a pesar de lo aparatoso del atentado no se reportan víctimas.

El reporte policiaco señala que en los primeros minutos del miércoles, aproximadamente a las 12:45 horas, hombres armados llegaron en tres camionetas, una doble cabina, una Cherokee y una Scalade y comenzaron a disparar contra la fachada de la Presidencia Municipal, a un lado de esta se encuentra la comandancia de la Policía Municipal donde había ocho policías.

Después de disparar los hombres armados se dieron a la fuga con rumbo desconocido.

La alcaldesa de Pilcaya, Sandra Velázquez Lara afirmó que desconoce los motivos de este ataque, pues nunca ha recibido amenazas de ningún tipo. Pidió ayuda al gobierno del estado para reforzar la seguridad ya que sólo cuenta con 20 policías municipales.

De acuerdo a vecinos del lugar las detonaciones se escucharon por varios minutos, en la calle quedaron al menos unos 300 casquillos percutidos de los que utilizan los rifles AK-47 y AR-15. La fachada del Ayuntamiento se encuentra llena de impactos, asimismo tres vehículos estacionados en el lugar fueron impactados por las balas.

Al lugar llegaron inmediatamente integrantes del Ejército mexicano quienes rodearon el lugar y establecieron perímetros de seguridad.

En resumen
La presidencia municipal de Pilcaya, un municipio de Guerrero colindante con Ixtapan de la Sal, fue atacada a balazos por sujetos encapuchados que viajaban a bordo de tres camionetas.

Los agresores habrían entrado al pueblo por la calle principal y atacado el inmueble alrededor de la una de la mañana de este miércoles, relató la presidenta municipal Sandra Velázquez Lara, de extracción panista.

En entrevista con Noticieros Televisa.com, la presidenta municipal indicó que este ataque la toma por sorpresa porque nunca ha recibido amenazas ni se habían registrado hechos violentos en su municipio, de aproximadamente 11, 500 habitantes.

Los policías municipales, que ahí tienen su comandancia, repelieron la agresión pero no lograron detener a ninguno de los agresores. No hubo muertos ni heridos pese al número de tiros que lanzaron al inmueble. La alcaldía recibió entre 300 y 400 impactos de bala.

Pilcaya es un municipio al norte de Guerrero, colinda con el Estado de México y Morelos, es una zona de paso de los grupos criminales que se disputan esa zona al centro-sur del país, como son los llamados "Caballeros Templarios", "La Familia Michoacana" y los "Beltrán Leyva". "Por los límites que tiene, a la mejor su complejidad geográfica lo vuelve como de paso, pero no nos habían molestado... Pilcaya era una zona tranquila hasta el día de hoy", dice Velázquez Lara.

El municipio cuenta con 20 policías municipales "y lamentablemente son insuficientes, los municipios carecemos de personal y de armamento, la delincuencia organizada nos rebasa en eso". "No tenemos cámaras de video, es un municipio pequeño y es poco lo que se recibe en recursos para seguridad pública", agrega la presidenta municipal.

Hoy mismo el Ejército mexicano atendió el llamado de la edil y varios camiones se encuentran en la cabecera municipal resguardando sus calles y haciendo las diligencias necesarias con el Ministerio Público.

La alcaldesa también solicitó al gobernador y al secretario de Seguridad Pública de Guerrero que refuerce la seguridad de Pilcaya.

Indicó que la comunidad está integrada por gente trabajadora que se sabe organizar, "y respondemos a nuestras tradiciones, somos trabajadores, productores, gente con mucha energía para salir adelante; entonces estamos trabajando con ellos, hemos sido un municipio institucional, les hacemos un llamado para que conservemos la calma y la armonía institucional". Sin embargo, no descartó que entre ellos pudiera conformarse una guardia comunitaria. "Por el momento no, somos muy institucionales y en ese sentido nos estamos conduciendo, pero tampoco lo descarto".

Sobre su seguridad, indicó, "no había tenido necesidad de una escolta pero, vamos a tomar las medidas necesarias". "¿Miedo? No, pero estamos atentos a los hechos. Me conduzco de manera institucional, confío en el Ejército y aplaudo su trabajo; me coordinaré con los secretarios de seguridad pública y el secretario de Gobierno del estado, pero miedo, no", apuntó la alcaldesa de 35 años de edad.

Habitantes dicen que la violencia crece y crece
Los habitantes de Pilcaya no concuerdan con la visión de tranquilidad de la alcaldesa.

René Hernández, habitante de Pilacaya, señala que la violencia en su poblado crece y crece y no la frena nadie; "al regidor le secuestraron al padre; al ex presidente municipal le secuestraron al hijo", afirma.

Pobladores aseguran que desde hace años la tranquilidad de su pueblo se murió, ya que varios autos sin placa y vidrios polarizados comenzaron a pasearse por las calles.
(Con información de Proceso.com.mx, Excelsior y Noticieros Televisa)

No hay comentarios. :

Lo más leído y comentado