miércoles, 19 de junio de 2013

Morelos: Video de mujer atropellada y muerta deliberadamente, en Cuernavaca

“Cuando salí del baño estaba la doñita tirada en el piso y su hija gritaba y lloraba junto a ella, yo creo que en ese momento ya estaba muerta, la movían y le hablaban y nunca reaccionó”, relató uno de los empleados de la gasolinera Servicio Cumbres, ubicada en la colonia Acapantzingo, quien presenció el homicidio de Ofelia Arellano Cortés, suscitado el 9 del mes en curso.

El despachador narró que eran entre las 6:30 y 7:00 de la mañana cuando se registró el crimen, momento en que ya había iniciado su turno de ocho horas.

“Yo acababa de entrar, estaba todavía recibiendo mi turno, entré al baño, aún me estaba preparando y escuché los gritos, eran muchos y hasta pensé que era un asalto, porque ese es nuestro pan de cada día, y decidí hacerme güey en el baño”, precisó.

Acomodándose una franela al hombro, el empleado manifestó que, minutos después de escuchar los gritos y pensar que era un asalto: “Salí, vi lo que estaba pasando. Fue bien triste. Y cuando me contaron mis compañeros lo que pasó, hasta coraje me dio”.

En las videograbaciones de las cámaras de seguridad de un minisúper que se ubica a un costado de la gasolinera, se observa cómo Ricardo Fajardo Ambia discute con Ofelia Arellano Cortés.

Tras el pleito, la señora se resguarda cerca de una bomba, mientras el joven sube a su camioneta, acelera hacia adelante, se echa de reversa y toma vuelo.

Posteriormente embiste a la mujer y hace pasar el vehículo sobre su cuerpo, para dejarla tendida sin vida a mitad de la isla, y escapar hacia la autopista México-Acapulco, mientras es perseguido por los despachadores de la gasolinera.

Derivado de las investigaciones realizadas, el miércoles, agentes ministeriales localizaron la camioneta en Naucalpan, Estado de México, y el jueves detuvieron a Ricardo, de 27 años, quien fue puesto a disposición de las autoridades.

A 10 días del asesinato, el joven se encuentran recluido en el penal de Atlacholoaya, sujeto a proceso, en espera de que culminen los tres meses de plazo del cierre de las investigaciones para iniciar su juicio oral.

Alcanzaría hasta 50 años de cárcel

Una pena de hasta 50 años de prisión podría obtener Ricardo Fajardo Ambia, tras atropellar y matar a Ofelia Arellano Cortés.

Así lo dio a conocer el titular de la Barra de Abogados, Felipe Jasso Escobar, quien indicó que la penalidad depende de cómo sustente la acusación el fiscal.

“Debe de estar en función a las actuaciones: si es homicidio calificado, andaríamos en unos 50 años; la mínima es de 20 años”, precisó.

Jasso Escobar dijo que todo depende de cómo sustente la acusación el fiscal y qué pruebas presente en contra del imputado.

“Primero, el fiscal debe de solventar bien la carpeta; puede ser homicidio calificado, homicidio simple intencional, pero las penalidades dependen de la calificación que le dé el juez”, manifestó.

Además, afirmó que la reparación del daño podría estar entre los 300 y mil salarios mínimos.

 

(Con información de El Diario de Morelos)

No hay comentarios. :

Lo más leído y comentado