viernes, 28 de junio de 2013

Oaxaca: Cae otro maestro violador

Un profesor de música de la iglesia cristiana "Lluvia de Gracia" fue detenido por elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones del grupo de Delitos Sexuales, luego de abusar sexualmente de una menor de edad.
De acuerdo al expediente penal 87/2013 que libró el Juez Cuarto de lo Penal, los hechos comenzaron en noviembre el año pasado cuando la menor de quien se omiten sus generales por razones obvias acudió a la iglesia cristiana "Lluvia de Gracia", que se localiza sobre Camino Real número 406 en San Luis Beltrán.
La menor, de 10 años de edad, iba en compañía de su madre, sin embargo, a mediados de ese mes, el profesor de música de ese templo evangélico, José Apolinar Mauro Soriano comenzó a acosarla sexualmente, por lo que la menor se negó a regresar a ese lugar cristiano.
La víctima indicó que no le contó nada a su madre por miedo, ya que la tenía amenazada, sin embargo, la madre de la niña decidió romper con el silencio y contarle que José Apolinar al principio la sentaba en sus piernas, le tocaba sus genitales o a veces improvisaba juegos con la finalidad de manosearla.
Indicó que el 18 de noviembre de ese año, el sujeto la mandó a llamar y en un cuarto, comenzó a besarla, a tocarle sus partes íntimas, la despojó de su pantalón y quiso saciar sus bajos instintos, pero por fortuna la madre de la menor llamó a su hija, por lo que el degenerado soltó a la menor y salió corriendo del lugar.
La madre de la infante se dio cuenta de lo que estaba pasando y decide regresar a su casa, donde se comunica con su esposo, quien radica en la Unión Americana, el cual le dice que confíe en su hija y si algo pasaba que hablara con el gremio pastoral.
Es por ello, que al saber que su pequeña había sido abusada sexualmente por José Apolinar decide hablar con el pastor Cástulo Ciro Pérez Bautista y la esposa de éste, Juanita Perkins, además del papá y tío del degenerado sujeto, quienes acudieron al domicilio de la víctima, los cuales le señalaron que denunciara los hechos y que perdonara a José Apolinar, así como lo hizo Nuestro Señor Jesucristo.
Pero después del dialogo que entabló con el gremio pastoral, la madre analizó el hecho incalificable y decidió presentar la denuncia ante la Fiscalía de la Subprocuraduría de Delitos contra la Mujer por razón de género, donde la menor estuvo bajo la supervisión de una psicóloga, comprobando que efectivamente la niña había sido dañada física y psicológicamente.
Es por ello que agentes estatales de investigaciones procedieron a la localización del José Apolinar, siendo detenido la tarde del viernes cuando caminaba sobre la calle de Hidalgo en el centro de la ciudad y trasladado al penal de Santa María Ixcotel.
El presunto responsable, quien dijo tener su domicilio en el andador Zarino condominio 25, casa 68 en el fraccionamiento Esmeralda, perteneciente a San Pablo Etla.
(Con información de Noticias Net.mx) 

No hay comentarios. :

Lo más leído y comentado