jueves, 13 de junio de 2013

Quintana Roo: Hallan descuartizado en un cenote

En un cenote, cerca de la comunidad El Pocito, perteneciente al municipio de Lázaro Cárdenas, fue hallado el cadáver desmembrado dentro de bolsas negras de una persona que sospechan, podrían ser los restos del empresario Jaime Antonio Villavicencio Filio. Un familiar denunció su desaparición.
Fuentes señalan que la Policía Judicial del Estado (PJE), al parecer, ya tiene detenido a Sergio Gómez López, presunto responsable de la desaparición y muerte del empresario, pero como no hay flagrancia, las autoridades ministeriales están agilizando la integración de la averiguación previa para solicitar una orden de aprehensión en su contra.
Ayer, alrededor de las 9 horas, fue reportado al 066 el hallazgo de una persona sin vida en un cenote, cercano a la comunidad El Pocito.
Personal de la Procuraduría General de Justicia del Estado y autoridades militares se presentaron en el sitio para tomar conocimiento de los hechos.
Hasta las 17 horas de ayer, el personal de la dependencia estatal había logrado sacar los restos humanos que se encontraban en bolsas negras.
Según los primeros informes policíacos, el cuerpo se encontraba en estado de descomposición y era difícil reconocer si se trataba del empresario Jaime Antonio.
Aunque extraoficialmente los familiares lo reconocieron por su vestimenta. Las autoridades señalaron que los restos humanos serían trasladados a las instalaciones del Servicio Médico Forense de Cancún, para practicarle la necropsia de ley y determinar las causas de su muerte y la identificación oficial.
Peritos sólo encontraron las extremidades inferiores, las cuales aún tenían tejido muscular, el resto que se encontraba en las bolsas eran huesos humanos.
La mañana del pasado martes, Jorge Villavicencio Filio, dio a conocer públicamente que su hermano se encontraba desaparecido desde el 24 de mayo. Villavicencio Filio viajó desde la Ciudad de México a este destino para investigar el paradero de su consanguíneo.
Dijo que el presunto sospechoso de la desaparición de su hermano y lo que le haya pasado era Sergio Gómez López, quien era su empleado y encargado de un vivero. Vecinos vieron cuando este sujeto sacó bolsas negras de la casa.
(Con información de Sipse.com)

No hay comentarios. :

Lo más leído y comentado