lunes, 15 de julio de 2013

Chihuahua: 5 días de balaceras y ejecuciones en Guadalupe y Calvo

Guadalupe y Calvo ha vivido cinco días consecutivos de violencia.
Grupos delictivos han incinerado vehículos y personas, mataron con saña a habitantes del poblado Puerto de Yerbitas y durante el sábado corrió la versión sobre unos 10 ó 15 asesinatos, cuyas víctimas aún no son encontradas.
A uno de los médicos forenses de la región le llamaron ayer por la tarde para levantar unos cuerpos; sin embargo, la Fiscalía General del Estado informó que no se hallaron cadáveres tras un operativo que realizaron por toda la zona.
Los pobladores aseguraron que grupos delictivos se enfrentaron y que este sábado fue abatido un jefe criminal de la región.
El viernes pasado cinco personas fueron asesinadas, entre ellas dos mujeres de 17 y 21 años. Esta última fue decapitada y aún no encuentran su cabeza, relatan habitantes de Yerbitas.
El 9 de julio pasado las autoridades aseguraron ocho cargadores de “cuerno de chivo” y una granada de fragmentación en esa comunidad, ubicada a media hora de la cabecera municipal.
Ahí mismo se localizaron dos camiones de carga calcinados y cientos de casquillos de calibres 7.62×39 y .223.
Y aunque la información oficial indica que no se hallaron cuerpos, los habitantes del municipio aseguran que ese día por lo menos nueve personas fueron calcinadas.
El miércoles 10, cuando el presidente Enrique Peña Nieto visitó la Sierra Tarahumara, también en Yerbitas se registró una balacera que dejó seis hombres heridos.
En ese hecho se localizaron otras dos camionetas incineradas en un camino cercano al Puerto de las Guías, a unos kilómetros de la cabecera.
Los seis lesionados fueron trasladados en dos ambulancias. Cuatro de ellos fueron rescatados por un sujeto acompañado de otras personas armadas que interceptó a los paramédicos para pedir que le entregaran a sus amigos, ya que sus lesiones no eran de consideración. Los otros dos heridos llegaron a un hospital de Parral.
El 11 de julio comenzaron los asesinatos en Yerbitas. El viernes 12 se encontraron cinco cuerpos esparcidos en el poblado, entre ellos los de las dos mujeres y tres hombres; uno de ellos estaba atado de pies y manos.
Ayer, llamadas anónimas alertaron sobre la presencia de entre 10 y 15 cuerpos en Yerbitas y en El Ocote, por lo que autoridades militares y policiacas realizaron movilizaciones.
A las 20:00 horas la Fiscalía aseguró que no habían encontrado víctimas, mientras trascendía que también movilizaron a médicos forenses para el levantamiento de cuerpos, sin que hasta ahora se conozcan más detalles.
Guadalupe y Calvo, poblado ubicado en el corazón del "Triángulo Dorado", se ha convertido en un foco rojo para el gobierno del estado, que anunció el incremento de fuerzas militares para trabajar en conjunto con Durango y Sinaloa.
(Con información de Proceso.com.mx) 

No hay comentarios. :

Lo más leído y comentado