domingo, 7 de julio de 2013

Coahuila: Familia "levantada" en Saltillo

A las 03:00 de la madrugada de este sábado, hombres armados que llegaron a bordo de dos camionetas Suburban y dos Jeeps -todas de reciente modelo-, allanaron violentamente el domicilio ubicado en la esquina de la calle David Berlanga y Privada 1 de Mayo, del cual "levantaron" al menos a cinco personas, entre ellas un trabajador del Ayuntamiento de Saltillo, identificado como Marco Antonio Casas Castillo.
Denunciaron lo anterior a EL DIARIO de Coahuila Yésica Eleonora y Ana Laura Amador Arredondo, mismas que informaron que las personas a quienes se llevó el grupo armado a base de golpes son: Rosa Bertha Arredondo Tovar y Roberto Amador Alvarado (madre y padre de ambas); Francisco Adán Bustos Carranza (esposo de Yésica); Marco Antonio Casas Castillo (esposo de Ana Luisa), así como a una media hermana de ellas, de nombre Ángela Rodríguez.
Preguntaron por "El Tapón"
"Toda la familia ya estábamos durmiendo cuando de repente escuchamos fuertes golpes en las puertas y vidrios que se quebraban; todavía no acabábamos de ponernos de pie cuando ya teníamos frente a nosotros a un grupo de desconocidos apuntándonos en las cabeza con sus metralletas... nos preguntaron por un sujeto apodado "El Tapón", pero nosotros contestamos que no lo conocíamos, que aquí no vivía y como respuesta recibimos golpes con las culatas de las metralletas y cachas de las pistolas que empuñaban los encapuchados", narró Yésica Eleonora.
Por su parte, Ana Laura dijo que en todo momento los intrusos, que nunca mostraron una orden de cateo o cosa parecida, "se dedicaron a trasculcar en los muebles, causaron muchos destrozos y a pura mala palabra y golpes nos querían obligar a decir dónde estaba escondido el sujeto apodado ‘El Tapón’; nos cansamos de gritarles que aquí no era, que no lo conocíamos, pero de todos modos y a punta de golpes subieron a sus camionetas a mis padres y demás familiares. No sabemos quiénes eran los secuestradores, no sabemos a dónde se los llevaron y tememos por sus vidas", indicó.
Trabajador municipal
Es preciso señalar que Marco Antonio Casas Castillo, esposo de Ana Laura, desde hace más de 15 años trabaja para el Ayuntamiento de Saltillo en el departamento de Mejoramiento de Imagen Urbana y es delegado sindical; en tanto que Francisco Adán, esposo de Yésica, es empleado de una empresa ubicada en el Valle de Derramadero.
"Nuestras familias son gente de bien y no merecemos ese trato, por eso estamos aquí, más que nada para saber dónde los tienen, de qué se les acusa y lo más importante, los queremos de regreso, y sobre todo, vivos", exigieron las hermanas Yésica y Ana Laura.
Terror en Topochico
Vecinos del sector que despertaron de su sueño al escuchar el rechinar de llantas y todo el alboroto que causó ese "levantón múltiple", mencionaron a EL DIARIO de Coahuila que "todos vivimos momentos de verdadero terror, pues toda la calle estaba llena de gente fuertemente armada, hasta mujeres con camuflage había y nos ordenaban con insultos que no nos asomáramos por las ventanas... la gente a la cual se llevaron pues, pobrecitos, son hombres y mujeres de bien; al que andaban buscando ha de estar que se muere de risa", concluyeron.
(Con información de El Diario de Coahuila) 

No hay comentarios. :

Lo más leído y comentado