martes, 16 de julio de 2013

Granier y su familia recibieron depósitos por más de 201 mdp: PGR

En los últimos siete años, de 2006 a 2012, el ex gobernador Andrés Granier Melo y su familia no enteraron a la Secretaría de Hacienda ingresos por más de 201 millones de pesos, de los cuales, más de 88 millones fueron depósitos en efectivo, revela hoy el diario Olmeca-Tabasco, de acuerdo a la averiguación previa UEIORPIFAM/AP/078/2013 de la Procuraduría General de la República (PGR), a la que el periódico tuvo acceso.

Según indagatorias de la Unidad Especializada en Investigación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita de la PGR, el ex mandatario estatal, su esposa María Teresa Calles Santillana y sus hijos Fabián, Paulina y Mariana Granier Calles, nunca reportaron fiscalmente el total de los millonarios depósitos que se hacían con regularidad en sus cuentas bancarias, muchos de ellos en efectivo.

El diario tabasqueño cita que el ex gobernador Granier, de 2006 a 2012, recibió depósitos bancarios por 106 millones 853 mil 636.37 pesos, de los cuales 66 millones 106 mil 093.41 pesos fueron en efectivo. Sin embargo, sólo reportó ingresos a Hacienda por 14 millones 476 mil 487.00 pesos. No declaró 92 millones 377 mil 149.37 pesos.

Estas cifras contrastan con los 45 millones de pesos que el ex mandatario priísta declaró en su manifestación de bienes ante la Contraloría del Estado, en enero pasado por conclusión de su gobierno.

María Teresa Calles Santillana, esposa de Andrés Granier, en el mismo periodo, tuvo depósitos por 32 millones 660 mil 496.76 pesos, de los cuales 8 millones 087 mil 224.21 pesos fueron en efectivo, sin que declarara un solo peso a la Secretaría de Hacienda.

Fabián Granier Calles recibió depósitos por 41 millones 596 mil 966.61 pesos, de los cuales, 16 millones 599 mil 898.81 pesos, fueron en 2012, último año del sexenio de su padre; sin embargo, sólo reportó a Hacienda ingresos por 2 millones 971 mil 754.00 pesos, es decir, no declaró 38 millones 625 mil 212.61 pesos.

Mariana Granier Calles, encargada de invertir en propiedades y negocios de la familia, obtuvo depósitos por 20 millones 810 mil 589.63 pesos, con una sola declaración fiscal en el 2009 por 937 mil 408 pesos, año en que fueron depositados en sus cuentas 6 millones 043 mil 177.80 pesos.

Finalmente, Paulina Granier Calles recibió depósitos por 18 millones 294 mil 559.07 pesos, de ellos, 14 millones 646 mil 766.35 pesos en efectivo; sin embargo, no reportó a Hacienda 16 millones 638 mil 816.07 pesos.

En total, la familia Granier Calles obtuvo depósitos bancarios por 220 millones 216 mil 248. 44 pesos, de los cuales 201 millones 112 mil 264.44 pesos no fueron declarados a Hacienda.

El gobernador Arturo Núñez Jiménez dijo que desconoce si la Procuraduría General de la República (PGR) investiga a la familia de su antecesor, Andrés Granier Melo, principalmente a su hijo Fabián Granier Calles, por el desfalco a Tabasco.

Y es que según versiones periodísticas, el hijo del ex mandatario priísta tiene dos órdenes de aprehensión giradas por el juez Cuarto de Distrito de Villahermosa por lavado de dinero y enriquecimiento ilícito.

“No tengo más información de la que he conocido en los medios de comunicación, y la PGR no nos ha notificado oficialmente que haya solicitado esas órdenes de aprehensión; no les puedo confirmar si sea cierta o no la información, yo no la tengo”, aclaró Núñez Jiménez.

No obstante, en la averiguación previa UEIORPIFAM/AP/078/2013 de la Unidad Especializada en Investigación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita y Falsificación o Alteración de Monedas de la PGR dada a conocer por el diario Olmeca de Tabasco en su edición de hoy, también se implica a la familia del ex gobernador.

El rotativo cita que, de acuerdo con el referido expediente, durante el periodo 2006-2012 se realizaron depósitos en efectivo a las cuentas bancarias de Andrés Granier Melo, así como a las de su esposa María Teresa Calles Santillana y de sus hijos Fabián, Mariana y Paulina Granier Calles, por montos que exceden por mucho lo que cada uno de ellos declaró fiscalmente como percepciones.

Los depósitos se hicieron en cantidades fraccionadas no significativas, pero con periodicidad constante, lo que llamó la atención de la unidad de inteligencia de la PGR.

María Teresa Calles Santillana nunca reportó fiscalmente los depósitos millonarios, mientras que sus hijos Fabián, Mariana y Paulina sólo realizaron parcialmente la declaración de impuestos, pero reportando cantidades inferiores a las que realmente recibieron en sus cuentas bancarias.

El ex gobernador Andrés Granier tampoco reportó el total de los ingresos obtenidos en los ejercicios fiscales, “un dato calificado como relevante, pues la autoridad no tiene la certeza de la licitud de los recursos que ingresan al Sistema Financiero Nacional a través de sus cuentas bancarias”, refiere el periódico.

Añade:

“Aunque la argumentación de la defensa de Andrés Granier es que la familia Granier Calles siempre ha sido de una posición alta, con capital monetario heredado, de acuerdo a la PGR y la investigación que desarrolla, María Teresa Calles y sus hijos Fabián, Mariana y Paulina no tienen en apariencia alguna actividad laboral o comercial que explique la recepción de dichos recursos en sus cuentas bancarias”.

Subraya que la PGR, partiendo del análisis de la declaración patrimonial del ex gobernador correspondiente a los tres últimos años de su gobierno, en el sentido de que era responsable de dar manutención a su esposa y tres hijos como dependientes económicos, en razón de que no generaban recursos propios, “se considera extraño el ingreso de fuertes cantidades de dinero a las cuentas bancarias de su familia”.

El diario Olmeca adelanta que en el transcurso de la semana dará más detalles de la averiguación previa de la PGR sobre el manejo de los recursos públicos durante el gobierno de Andrés Granier Melo y cómo fueron a parar a cuentas concentradoras de la Secretaría de Finanzas, donde tan sólo en tres años, de 2010 a 2012, existe un faltante de mil 030 millones 378 mil 568.73 pesos de recursos federales, destinados a diferentes programas.

“La investigación da cuenta de los movimientos bancarios y el retiro de dinero en efectivo que salió de las cuentas concentradoras, avaladas por el ex gobernador y operadas por José Saiz Pineda, ex secretario de Finanzas, y Miguel Ángel Contreras García, ex subsecretario de Egresos, ambos también investigados por la PGR”, asegura el periódico tabasqueño.

Por separado, el diario Tabasco Hoy difundió un tuit escrito por el hijo del ex mandatario, en el que dice lo siguiente: “no le temo a nada ni a nadie, sólo me tengo miedo a mí mismo”.


(Con información de Diario Olmeca-Tabasco) 

No hay comentarios. :

Lo más leído y comentado