miércoles, 31 de julio de 2013

Guanajuato: Jóvenes asesinados por un padre celoso

Dos jóvenes fueron asesinados a balazos y uno más resultó herido, luego de que un hombre los atacó porque se oponía a que uno de los fallecidos mantuviera una relación sentimental con su hija. Hasta el momento se desconoce el paradero del agresor.

Los hechos ocurrieron la noche del lunes en la esquina de las calles Acámbaro y Salamanca, en la colonia Guanajuato, de la ciudad de Salvatierra, lugar a donde elementos de diversas corporaciones de policía y paramédicos se dirigieron tras el reporte de que en ese lugar había varios heridos.

A su llegada, los socorristas encontraron tirados los cuerpos de Jesús Alejandro Domínguez Rodríguez, de 17 años; y de Gabriel Alejandro Hernández García, de 19 años de edad, ambos originarios de dicha colonia, quienes presentaban impactos de bala a la altura del tórax.

Cerca del sitio se encontraba otro joven herido, identificado como Ramón Hernández Cardoso, de 18 años de edad, quien fue llevado de urgencia al Hospital General, donde ayer ya era reportado estable, pues sólo recibió un balazo en la pierna derecha a la altura de la rodilla.

Según la versión de testigos, previo al ataque, Jesús Alejandro, Gabriel Alejandro y Ramón, se encontraban en compañía de un grupo de jóvenes en la esquina de las calles Acámbaro y Salamanca, lugar donde llegó el agresor a bordo de una minivan tipo Windstar.

Sin bajarse del vehículo, un hombre identificado como Gilberto Martín Romero Hernández, de 49 años de edad, llamó a Gabriel Alejandro, pero cuando el joven se acercó a la minivan, Romero Hernández sacó un arma de fuego y comenzó a dispararle en repetidas ocasiones.

Tras escuchar las primeras detonaciones Jesús Alejandro y Ramón voltearon a ver que sucedía, fue cuando el papá celoso, sin miramientos, apuntó su arma hacia los dos jóvenes y también les disparó, asesinando a Jesús Alejandro y dejando a Ramón malherido, posteriormente el agresor escapó.

Testigos manifestaron que el agresor había escapado a bordo de una minivan tipo Windstar en color verde, por lo que de inmediato se implementó un operativo de búsqueda localizando el vehículo abandonado unas calles más adelante, sin embargo, fue imposible lograr la captura del agresor.

Tras realizar las primeras investigaciones se estableció que la unidad era propiedad de Romero Hernández, quien tenía añejas rencillas con Gabriel Alejandro, ya que se oponía a que el joven mantuviera una relación sentimental con su hija, con la cual incluso ya había procreado una hija.

Por ahora, el agresor se encuentra prófugo pero ya es buscado por las autoridades ministeriales para que responda por el doble crimen que cometió y las lesiones de la tercer víctima.

(Con información de La Policiaca.com) 

1 comentario :

Anónimo dijo...

Que mala onda como que va a matar a estos chavos no mas por que andaban con su hija que no mame el wey ojala y en la cárcel también le den su meresido y también lo MATEN por que RATAS como este ya esta lleno MÉXICO

Lo más leído y comentado