sábado, 27 de julio de 2013

Nayarit: Crónica de un crimen

Hace más de un año, Óscar Eduardo Rodríguez Zepeda aceptó en su domicilio de la colonia La Cruz, en Xalisco, a una joven estudiante de Turismo de la Universidad Tecnológica (UT) que se había hecho amiga de una de sus hijas, sin que nadie imaginara que la muchacha de 19 años de edad terminaría siendo pieza clave y presunta responsable, se explica ahora, del homicidio de aquel.

Originaria de El Tecomate, municipio de Tecuala, Perla Esmeralda García Castillo encontró cobijo en la casa de Oscar Eduardo y su esposa María Camerina Meléndrez Navarro, la cual también es acusada de homicidio calificado, según reveló la semana pasada la Fiscalía General del Estado.

Algunas de las actuaciones que ahora se conocen indican que hace unas semanas, en un arranque de coraje María Camerina le preguntó a Perla si conocía a alguien que se animara a matar a su esposo, justificando que la trataba mal.

Y unos días más tarde Perla le trajo de Tecuala dos nombres dispuestos a ello: su hermano Valentín García Castillo “El Tín”, y Oscar Castro Carrillo, también ya detenidos. El pago por “el trabajo” sería de 30 mil pesos.

Según los datos recogidos, previo a la noche del 16 de julio en que ocurrió el asesinato, los cuatro trazaron un plan, seleccionando un paradero a la orilla de la carretera entre Xalisco y Aquiles Serdán, para llevarlo a cabo.

Oscar Eduardo, de 43 años y también conocido como “El Geidi”, vendía pollo en su camioneta y era frecuente que hiciera entregas en los pueblos cercanos.

Por ello no fue extraño que el martes 16 se dirigiera a Aquiles Serdán. Su esposa María Camerina –quien en alguna época fue chofer de combis de servicio público en Tepic- contaría después que ella y Perla se ofrecieron a acompañarlo.

Y todo transcurrió conforme a lo planeado. De regreso a Xalisco y cerca del paradero ya seleccionado, ambas mujeres expresaron ganas de orinar, por lo que Oscar Eduardo se detuvo. Sin embargo, él prefirió esperarlas en la camioneta.

“¡Tín, Tín!”, habría buscado Perla a su hermano en la oscuridad para confirmar su presencia.

Pero necesitaban que Oscar Eduardo bajara del vehículo y ella se las habría ingeniado así: le pidió que le ayudara a buscar un dinero que, le dijo, se le había caído cuando fue a orinar.

Con una lámpara en mano, Oscar Eduardo avanzó con la vista al suelo…y momentos después empezaron a escucharse sus gritos. Había sido atacado con armas cortantes.

Luego, ambas mujeres pidieron raite en la carretera y un conductor aceptó trasladarlas a la altura de la Universidad Tecnológica de Xalisco. De ahí avisaron a familiares del ahora occiso. Y regresaron a la escena del crimen.

De acuerdo con la Fiscalía General, las dos mujeres justificaron que se había producido un asalto pero en poco tiempo terminaron por aceptar que el homicidio fue planeado.

María Camerina y Oscar Eduardo procrearon cuatro hijos. De la mayor de ellos se hizo amiga Perla en la UT de Xalisco y era frecuente que visitara su casa, hasta que ahí se quedó a vivir. Aportaba 300 pesos por semana para la comida.

Según fue explicado, con excepción de María Camerina, los otros tres detenidos se reservaron el derecho para declarar ante un juez. En cambio, la ahora viuda habría señalado que en el último momento se arrepintió del plan pero ya no pudo frenarlo.

Este jueves el Juzgado Primero Penal les dictó auto de formal prisión por homicidio calificado, dentro del expediente 530/2013.

La Fiscalía General ha indicado que un tercer sujeto también participó en el homicidio y continúa prófugo.

(Con información de Oscar Verdín Camacho, www.relatosnayarit.com y Nayarit en línea.mx) 

No hay comentarios. :

Lo más leído y comentado