lunes, 15 de julio de 2013

Quintana Roo: "El Popeye", torturado antes de morir

Roberto Flores Andrade, alias “El Popeye”, hallado ejecutado la mañana del pasado sábado y con un "narcomensaje", la última vez que fue detenido -19 de marzo de los corrientes- había entregado 60 taxis clonados al "Cártel del Golfo" (CDG). Tras ser liberado por falta de elementos, se convirtió en el más cercano colaborador de Rubén García Pereyra, alias “Kunfu Panda”, ex elemento de Seguridad Pública.
La Policía Judicial del Estado (PJE) dio a conocer que a Flores Andrade lo “levantaron” en la Región 248, el pasado viernes. Según el avance de las investigaciones, en la Sexta Privada, frente a una casa de dicha región, del fraccionamiento La Ceiba, encontraron su taxi abandonado con el motor encendido y la puerta abierta del lado del conductor.
Las autoridades judiciales no han establecido hasta el momento si junto con “El Popeye” fue “levantado” algún otro taxista, toda vez que hay la versión que fueron dos "martillos" los que habían sido “levantados”.
“El Popeye” fue detenido junto con José García Tique, alias “El Sopi”, y Julio César Manteras Zamudio, alias “El Cerrajero”, “El Zamudio”, “Sara” o “El Cáncer”. Este último sujeto fue relacionado por la PJE, con la doble ejecución de los hermanos Tomás Hernández Torres y Juan Carlos Hernández Garza, ocurrida el 30 de septiembre del 2012, en la zona hotelera.
Flores Andrade era parte de una investigación, pero fue dejado en libertad por falta de elementos.
El taxista, quien era miembro del sindicato “Andrés Quintana Roo” desde 1992,  lo tenían identificado las autoridades militares y judiciales como operador del CDG.
Era encargado de cobrar las extorsiones en dicho sindicato, cantidades que iban entre 15 mil y 20 mil pesos, esto lo hacía en complacencia de altos directivos del sindicato.
Después de la ejecución de Francisco Achach Castro, alias “La Barbi”, “El Popeye” tomó su puesto como gestor del CDG dentro del sindicato.
La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) informó que de acuerdo a los resultados de la necropsia, Roberto Flores Andrade, de 49 años, murió de asfixia por obstrucción de vías respiratorias.
Además tenía una excoriación en la muñeca derecha, otra en la nariz, una herida cortocontundente en la cabeza de dos centímetros aproximadamente, al parecer fue golpeado y torturado, según las autoridades judiciales.
Su cuerpo fue reclamado por su hija N.A.F., quien dijo que era una persona tranquila, no fumaba, ni tomaba y era dedicado a su trabajo y vivía solo.
Su cadáver fue hallado en el fraccionamiento Tikal, en la Supermanzana 41, a un costado de la escuela “15 de Mayo”, estaba amarrado de pies y manos y amordazado, además tenía un "narcomensaje" cuyo contenido no fue revelado.
(Con información de Sipse.com) 

No hay comentarios. :

Lo más leído y comentado