viernes, 12 de julio de 2013

Tijuana: Denuncian extorsiones de federales en el aeropuerto

En una investigación encubierta, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) detectó que agentes de la Policía Federal extorsionan a usuarios del Aeropuerto Internacional de Tijuana.

Una brigada de visitadores enviada por el organismo reportó que en dos horas corroboró al menos 15 casos en los que policías pidieron una "cooperación" a los pasajeros, luego de revisar su equipaje y bolsos.

En entrevista, el ombudsman nacional Raúl Plascencia Villanueva acusó que en esta terminal aérea los agentes federales extralimitan sus funciones y fabrican delitos para presionar el pago de una dádiva de dinero que puede llegar a los 3 mil dólares.

"Los elementos de la Policía Federal no tienen ninguna facultad constitucional ni legal para exigir a las personas que se identifiquen y para revisar sus pertenencias como pueden ser bolsas o carteras de mujeres o bien artículos personales.

"Al llegar al lugar de destino, al recoger sus maletas, (a los usuarios) se les somete a revisiones, se les abren las carteras y, claro, habrá muchos que no traigan dinero, pero hay algunos que traen alguna pertenencia, se les intimida, se les detiene, se les interroga, por ejemplo '¿a qué viene a esta ciudad?', '¿por qué viene a la ciudad?', como si fueran ingresando a otro país y la Policía estuviera cumpliendo una especie de función de personal migratorio", reprochó el funcionario.

Plascencia indicó que los uniformados se colocan después de los filtros de ingreso o salida, observan a los usuarios y las pertenencias que depositan sobre las bandas, eligen a la víctima y se acercan a ella pretextando que es mucho el dinero que cargan, por tanto, deben justificar la procedencia del efectivo.

De acuerdo con la investigación, los hombres y mujeres son abordados en áreas públicas, posteriormente son conducidos a lugares apartados donde los interrogan e incluso amenazan con llevarlos ante el Ministerio Público. Las entrevistas suelen durar de minutos a tres o cuatro horas.

"Los quejosos decían que (les dieran) para el café: 'Cooperemos para el café para que se pueda ir'. Son cantidades diversas. Hemos tenido casos de pasajeros que van viajando con algunos recursos tres, cinco o seis mil dólares y que en ocasiones les piden que les dejen la mitad del dinero porque es un delito que están cometiendo al transportar dinero por este País.

"Muchas personas con el ánimo de no tener problemas con la justicia, lograr abordar el avión de conexión o tomar su vuelo pues prefieren mejor perder esas cantidades", indicó Plascencia Villanueva.

Las víctimas son en su mayoría mexicanos que tienen residencia en Estados Unidos y visitan sus comunidades de origen en nuestro país.

De acuerdo con la indagatoria de la CNDH este tipo de prácticas ilícitas podrían estarse replicando también en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), pero con pasajeros mexicanos que vuelan a Europa.

Además de iniciar una queja de oficio, a la que se suman 15 reclamos individuales de pasajeros, el organismo solicitó medidas cautelares al Comisionado Nacional de Seguridad, Manuel Mondragón y Kalb, con el objetivo de que cesen los abusos.

De acuerdo con el ombudsman estos actos además de constituir un delito que debe investigarse ante la Procuraduría General de la República (PGR), constituyen violaciones a derechos humanos pues se configura la detención arbitraria, retención ilegal, abuso de autoridad, contrarios a la libertad personal.


(Con información de El Diario.mx) 

No hay comentarios. :

Lo más leído y comentado