lunes, 26 de agosto de 2013

Caso Heaven: "Levantados" de bar fueron decapitados

Los cadáveres estaban decapitados y cubiertos con cal y asbesto, ocultos bajo una gruesa capa de cemento en una fosa clandestina descubierta por la PGR la semana pasada en el Estado de México.

Las víctimas eran algunos de los jóvenes plagiados del Heavens After, en la Zona Rosa, hace tres meses.

Los cuerpos fueron encontrados después de que agentes de la PGR rastreaban una casa de seguridad en Tlalmanalco y descubrieron la fosa.

Un funcionario federal, que participó en las investigaciones, dijo que los cuerpos estaban decapitados, en lo que podría ser un reflejo de las brutales mutilaciones de las víctimas de los cárteles de las drogas en otras zonas del País.

“La Ciudad de México no es una burbuja. Y si no se prenden los semáforos (alarmas), vamos a caer en un grave problema de inseguridad”, dijo Miguel Amelio Gómez, asesor de seguridad y ex jefe general de la Policía de Investigación de la Procuraduría del DF.

El secuestro ocurrió el 26 de mayo pasado, en la Zona Rosa, cuando varios vehículos llegaron al antro, y los obligaron a subirse.

El hallazgo

Después de casi tres meses, agentes federales aparecieron en el caso, y hallaron el jueves pasado los 13 cadáveres, aparentemente los 12 jóvenes y otra persona, dentro del rancho La Negra.

Según informes de la PGR, al menos cinco fueron identificados por sus tatuajes e impresiones dentales, al tiempo que continuaban las labores de identificación del resto.

Los familiares de los 12 expresaron dolor, frustración y desconfianza en el descubrimiento, y acusaron a las autoridades del DF de demorarse en la investigación.

“Para nosotros es verdaderamente confuso. La investigación ha fallado, no es posible que han pasado casi tres meses”, dijo el sábado Beatriz Loza, tía de Monserrat Loza, una de las víctimas.

Al consultar a cuatro ex funcionarios y actuales servidores públicos de la PGR dijeron a The Associated Press que la masacre parece haber sido organizada por una poderosa pandilla de las drogas como venganza.

Con unos 100 mil policías, de la SSP-DF y la PGJ, los principales cárteles de México han tenido poca presencia aquí.

Pero el narcomenudeo está en auge y las bandas locales ganan aproximadamente 100 o 200 millones de dólares diarios vendiendo marihuana, cocaína y alucinógenos, afirmó Amelio Gómez.

Los investigadores afirmaron a AP que creen que traficantes de Tepito pelearon con "La Unión Insurgentes" para quitarles territorio en los centros nocturnos de diferentes puntos de la Ciudad.

Amelio Gómez comentó que las bandas contratan a mujeres como espías para coquetear con rivales y usan a los franeleros como vigilantes, además de corromper a policías.

A finales de junio, dos de los socios del Heavens, Mario Ledesma y Ernesto Espinosa Lobo, fueron detenidos, pero testigos señalaron que ambos trabajaban con "La Unión de Insurgentes", según un documento de la investigación mostrado a AP.

Ledesma alegó ante las autoridades que fue amenazado por hombres armados, quienes le informaron que iban a vender drogas en sus bares, y que si objetaba lo matarían.

El dueño del bar agregó que los sujetos le dijeron que si veían a otros grupos comercializando drogas, entonces esos rivales serían desaparecidos.

Ligas criminales

Jorge Ortiz, “El Tanque”, padre de Jerzy Ortiz, cumple pena de prisión por extorsión, crimen organizado, homicidio y robo, en el Centro Federal de Readaptación Social 11 de Hermosillo, Sonora.

Y otra de las víctimas fue Said Sánchez, hijo de Alejandro Sánchez, “El Papis”, socio de “El Tanque”, quien fue sentenciado a 23 años por delitos similares.

Rodolfo Ríos, Procurador del DF, aseguró que este caso está relacionado con el asesinato de Horacio Vite, un supuesto narcomenudista, en el bar Black, en la Condesa.

Los familiares explicaron que cuando presentaron la denuncia las autoridades les dijeron que no hablaran del caso por su propia seguridad.

Por el Heavens, las familias denunciaron el caso el 29 de mayo pasado al bloquear el Eje 1 Norte, a la altura de la calle Jesús Carranza, en Tepito.

Tras la manifestación, la indagatoria comenzó a avanzar, ya que anteriormente los funcionarios de la Procuraduría del DF aseguraron en ese momento que estos hechos tenían que ver conproblemas entre pandillas.

Los avances

Jesús Murillo Karam, Procurador General de la República, dijo la semana pasada que se dedicaban a un caso completamente diferente cuando encontraron la finca.

Pero el funcionario de la PGR dijo a AP que los policías federales fueron asignados específicamente a buscar a las víctimas del Heavens en el Estado de México.

Los investigadores, siguiendo a informantes, habían escuchado que los secuestradores podrían estar en la zona rural de Tlalmanalco.

En el lugar encontraron a un hombre armado cerca un cementerio, que huyó en un vehículo al ver a los investigadores, dijo el funcionario federal.

El jueves pasado consiguieron una orden de cateo en el rancho, detuvieron a dos sujetos y encontraron bolsas con ropa y una caja con teléfonos celulares.

Al interrogarlos por separado, los dos ofrecieron versiones diferentes. Finalmente, uno confesó que alguien había enterrado cuerpos en la finca y los llevó al lugar.

El miércoles por la noche, autoridades federales y del Estado de México iniciaron una excavación y localizaron 13 cuerpos, 10 de los cuales ya fueron identificados por la PGR.

(Con información de La Policiaca.com) 

No hay comentarios. :

Lo más leído y comentado