lunes, 2 de septiembre de 2013

Cd. de México: Caen hermanos que asesinaron a golpes a anciana

Los hermanos Sandra Dinorah y Gerardo Martínez García, quienes en 2009 mataron a su vecina de 70 años de edad, molestos porque les dejó una bolsa con excremento de su perro frente a su puerta, fueron detenidos.

Los hermanos permanecieron prófugos durante cuatro años, hasta que el día de hoy fueron detenidos por elementos de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal en la Delegación Venustiano Carranza.

El 17 de junio de 2009, Sandra Dinorah, de 45 años, y Gerardo, de 59, descubrieron a su vecina Antonia Pérez Reyes, de 70 años, cuando colocaba en una bolsa de plástico las heces fecales de su perro.

La víctima había hecho limpieza y recogió los desechos de la mascota de sus vecinos y se los llevó a su puerta de su vivienda, ubicada en la calle de Halcón 31, interior 2, Colonia José María Pino Suárez, en Álvaro Obregón, como ya lo había hecho en otras ocasiones.

Según la averiguación previa FCH/CUH-8/T1/2612/09-07, en ese momento Sandra Dinorah se dio cuenta de la acción de su vecina y comenzó a insultarla y le grito “ahora si hija de la chingada, ya valiste madre te voy a matar”.

Ante los insultos la señora Antonia intentó ingresar a su domicilio y Sandra Dinorah la jaló del cabello y le comenzó a dar de patadas, luego salió al patio Gerardo y entre ambos hermanos patearon a la mujer y la tiraron al piso. Fue hasta que intervinieron otros vecinos y uno de sus nietos, alertados por el ruido, cuando los hermanos dejaron de golpear a la mujer.

La víctima fue trasladada al Hospital del IMSS en Gabriel Mancera y luego fue llevada al Siglo 21, durante 11 días estuvo agonizando y el 25 de julio del 2009 perdió la vida. Según la necropsia, la mujer tenía fractura craneoencefálica y alteraciones viscerales, por lo que el Ministerio Público acusó a los hermanos del homicidio de la mujer.

El Juez 65 Penal solicitó la aprehensión de los hermanos bajo la causa penal 75/10 por el delito de homicidio calificado, pero los hermanos se escondieron en varios domicilios.

Fue hasta el día de hoy, que los agentes de la Fiscalía de Mandamientos Judiciales, siguieron una pista que los hermanos se encontraban en domicilio de la Delegación Venustiano Carranza y lograron detenerlos y ponerlos a disposición del juez.

(Con información de Reforma)

No hay comentarios. :

Lo más leído y comentado