domingo, 1 de septiembre de 2013

Coahuila: Inventó el secuestro de su hija... para pagar unas colchas

Inés mantuvo “secuestrada” a su hija durante seis horas… para pagar una deuda de 10 mil pesos en colchas y cobertores.

La truculenta historia es la siguiente: Inés Yesenia Gutiérrez Ovalle, quien consiguió un crédito por las prendas de cama con la comerciante María Teresa Pacheco Mendoza, pero la cuenta ascendió a 10 mil pesos y no tuvo para liquidarla.

Por varios días Pacheco Mendoza buscó a su clienta para que le pagara. No lo consiguió y le dio un ultimátum: si no pagaba a las 17:30 horas del jueves, iniciaría un embargo.

Ambas mujeres acordaron verse ese día en la mañana en la plaza frente a la Clínica 33 del IMSS, en Ramos Arizpe. Ahí le pagó mil 500 pesos.

Gutiérrez Ovalle le pidió que le cuidara a su hija —de 7 años—, para viajar en ese momento a San Pedro Garza García, donde presuntamente tiene parientes, a quienes solicitaría un préstamo.

La comerciante accedió y se quedó con la niña, acompañadas de un hombre, identificado como Fernando Orea.

No obstante, en vez de ir a Nuevo León, la madre fue a la Escuela Primaria Eufrasio Sandoval Rodríguez, en las calles Allende y Ocampo, de Ramos Arizpe, donde su hija estudia el segundo grado.

Habló con Edith Macías Meza, directora del plantel, para decirle que había recibido una llamada telefónica en donde le informaron que su hija había sido secuestrada.

Presuntamente sí había llevado a la pequeña a clases, pero ya no se encontraba allí. La Directora fue a su salón y al confirmar la “ausencia”, pidió a los maestros preguntar a padres de familia si la habían visto llegar a clases, a lo que se recibió una respuesta negativa.

La madre “afectada” dijo que exigían dinero para liberar a la niña, y la maestra decidió informar a la Procuraduría General de Justicia del Estado.

Cuando llegaron detectives a la escuela, Inés aseguró –sin mostrar nerviosismo- que por teléfono le dijeron que su hija le sería entregada en la plaza de la colonia Valle Poniente.

Policías no encontraron rastros de la menor. Entonces decidieron ir a la casa de la mujer, para rastrear el número del que presuntamente habían hablado los plagiarios pero, antes de eso, la mamá dijo habían recibido otra llamada, diciendo que la niña estaría en la plaza frente a la Clínica 33 del IMSS.

El Grupo Antisecuestros, y varias patrullas más se dirigieron a esa dirección, donde encontraron a la niña, al lado de María Teresa y Fernando, quienes fueron sometidos.

Se entrevistó a la niña y ella fue quien desmintió la versión dada por su madre.

Se presumen que Inés esperaba que la Policía detuviera a la comerciante, pues no consiguió dinero en la escuela.

Inés Yesenia Gutiérrez, fue llevada ante el Ministerio Público, donde se espera le sea puesta una sanción por falsedad de declaraciones y difamación.

(Con información de Octavo Día.mx) 

1 comentario :

Anónimo dijo...

No cabe duda q una perra es mejor madre. Mira q usar asu propia hija solo para pagar sus pinches deudas como si la nina le ubiera dicho q abriera las piernas quien la manda andar comprando chingaderas y luego no poder pagar estupidez de vieja penso que le iba a salir su jugada pero le salio el tiro por la culata

Lo más leído y comentado