lunes, 2 de septiembre de 2013

Guerrero: Reitera dueño de antro "levantón" de 20 personas, en Chilpancingo: autoridades lo niegan

El administrador del centro nocturno Room Night Club de esta ciudad, Misael "El Tigre" Marín, confirmó la información que circuló este domingo 1 en las redes sociales sobre el presunto “levantón” de 20 jóvenes por parte de un grupo armado que se desplazaba en camionetas de la Policía Federal (PF).

El incidente habría ocurrido durante la madrugada del sábado 31 de agosto en el antro ubicado en la colonia Universal. Algunos testimonios de personas que supuestamente estuvieron en el lugar, calificaron la presunta acción policiaca como aterradora.

Marín escribió en su cuenta de Facebook que se trató de un operativo “mal ejecutado” de la PF, y ofreció una disculpa a sus clientes “afectados”. Además, ofreció los videos de las cámaras de seguridad del establecimiento para deslindar responsabilidades.

Al respecto, el director de Seguridad Pública municipal, Roberto Antonio García Bello, negó que la PF haya realizado operativos durante la madrugada del sábado y dijo que no tenían reportes de personas privadas de su libertad.

En notas periodísticas difundidas este lunes en los periódicos El Sol de Acapulco y El Sur, el funcionario local dijo que durante esa madrugada circularon dos rumores, pero acotó al decir que no habían tenido reportes de “un levantado”.

Una de las versiones, indicó el jefe policiaco, refería a “policías federales que andaban tomando y echaron balazos” afuera de un centro nocturno, y la otra señalaba que los agentes habrían detenido a 20 personas a las afueras de las instalaciones, pero ninguno de los señalamientos fue confirmado por García Bello, señalan las notas informativas.

No obstante, el administrador del bar ha insistido en afirmar, a través de su cuenta de Facebook, que se trató de “un operativo mal ejecutado de la Policía Federal” que se desplegó en diversos antros de esta capital.

Por la misma vía narró que después de que los presuntos federales irrumpieron en su negocio y se llevaron a algunas personas, él mismo se trasladó a la caseta de peaje de la autopista Del Sol que se encuentra en las inmediaciones del poblado de Palo Blanco, ubicada a escasos 10 kilómetros de esta capital rumbo al puerto de Acapulco.

Lo anterior, debido a que en este lugar donde existe vigilancia permanente del Ejército y la PF se encontraban unas personas que calificó como “sus clientes y amigos”, quienes fueron dejados en ese lugar por el grupo armado que previamente los privó de su libertad.

“Fuimos por las personas agraviadas a la caseta, todos están bien, siempre procuramos velar por la seguridad de los clientes, y más aún cuando son nuestros amigos”, escribió "El Tigre" Marín en el foro denominado Queja y Propuesta Ciudadana de la misma red social.

Luego resalta que en el antro tratan de “cuidar a los clientes pero no somos responsables de su vida privada. Yo no sé por qué se los llevaron o qué preguntaron; mi responsabilidad fue lograr traerlos de regreso”.

Incluso, el administrador del bar reprochó la falta de apoyo del alcalde priísta Mario Moreno Arcos frente a este tipo de acciones que sembraron pánico y terror entre los jóvenes, quienes denunciaron a través de las redes sociales haber sido vejados y asaltados por los presuntos agentes federales.

Testimonio

Un grupo de agentes de la Policía Federal (PF) irrumpió en dos discotecas de la capital del estado, y se llevaron a por lo menos 10 jóvenes en la madrugada del sábado.
Poco antes de las 5 de la mañana haciendo disparos al aire los agentes federales ingresaron a la discoteca Room Night Club, ubicada en el bulevar Huacapa cerca de la Comercial Mexicana.
De manera escueta, por temor a que se repita lo vivido, uno de los jóvenes capturados relató a El Sur que los policías federales ordenaron a todos que se tiraran al piso, los amagaron con sus armas y a las mujeres les vaciaron sus bolsas y se llevaron teléfonos celulares y dinero.
El testigo dijo que uno de los policías antes de irse les dijo que abrieran los ojos en cinco minutos pero se llevaron con ellos a él y a otros nueve jóvenes, a quienes encañonaron con sus armas y los subieron a patrullas de la Policía Federal.
Después de cinco horas los agentes de la Policía Federal liberaron a los 10 jóvenes, a unos los dejaron cerca de la caseta Palo Blanco en la Autopista del Sol y a otros ya cerca de Acapulco.
La víctima no quiso dar detalles sobre lo que vivió solo que los policías federales les preguntaron sus nombres y de dónde venían, y no pudo precisar cuántos agentes participaron en esta operación.
El testigo dijo que en el centro nocturno Sunset, ubicado sobre el río Huacapa y cerca del bar Room Night Club, también irrumpieron los agentes de la policía federal, que se llevaron a dos jóvenes aunque no se pudieron obtener más detalles.
Otro de los jóvenes que estuvieron en la discoteca, que se sabe festejaba su primer aniversario y es frecuentada por jóvenes de clase media alta de esta ciudad, dijo que cuando estaba tirado en el piso un hombre le levantó la cabeza y dijo: “Éste no es”.
Un usuario de Facebook que se identificó como Carlos Guerrero publicó en un grupo denominado Queja y Propuesta Ciudadana en esta red social que “de repente más de 20 personas ingresaron con armas y nos gritaron todos al suelo, separaron a los hombres y empezaron a manosear a todas las personas hombres y mujeres, todos estábamos callados, nos gritaban y cortaban cartucho amenazándonos que no los veamos a los ojos, estuvieron así un largo tiempo amenazado chavas llorando, golpeando a otros más.
“Dijeron que en cinco minutos podíamos abrir los ojos y enseguida todos escuchamos cómo se fueron subiendo a camionetas y arrancaron, empezaron a llorar todos, mujeres, histéricos nadie sabía qué decir, Gracias a dios sobrevivimos pero jamás volvemos a salir de noche en Chilpancingo. La inseguridad y el narcotráfico ha tomado nuevo rostro y ahora van contra los chilpancingueños”.
En un comentario quien se identificó como encargado de la discoteca Room Night Club Misael Tigre Marín, afirmó que se trató de un operativo “mal ejecutado” de la Policía Federal, pidió disculpas a sus clientes, y ofreció los videos de las cámaras de seguridad del establecimiento para deslindar responsabilidades.
Consultado por teléfono el secretario de Seguridad Pública municipal de Chilpancingo, Roberto Antonio García Bello, dijo que no tuvo ningún reporte de la irrupción de agentes de la Policía Federal en la discoteca Room Night Club.
García Bello dijo “hay dos rumores: que habían policías federales que andaban tomando y echaron balazos a las afueras de las instalaciones, la otra fue que los federales realizaron un operativo que se habían llevado 20 personas, hasta ahorita no tuvimos ningún reporte de un levantado”.
El teniente retirado comentó que desconoce el hecho porque no hubo denuncia por parte de los afectados, en la que sólo son “rumores” de lo que sucedió en los centros nocturnos, y agregó que realizarán las investigaciones correspondientes para deslindar responsabilidades por este hecho.

(Con información de Proceso.com.mx y El Sur)

1 comentario :

Anónimo dijo...

El dueno de dicho antro sabe exactamente lo que paso y quiene ordeno el levanton que no los confunda con sus hipocritas declaraciones .el actuo en complicidad con esos delincuentes (policias federales que estan al mando de don conse )

Lo más leído y comentado