martes, 3 de septiembre de 2013

Veracruz: Ejecutan a madre de secuestrador

En lo que pudiera considerarse para las autoridades como una venganza, es como fue asesinada una mujer de la colonia Dante Delgado, luego de que fuera privada de la vida al recibir al menos 3 impactos de arma de fuego, presuntamente a manos de dos sujetos, quienes tras su cometido lograron escapar a bordo de una motocicleta, en Paso del Macho.

De acuerdo a informes de las autoridades ministeriales, se pudo conocer que la víctima respondía en vida al nombre de Juana Vargas, de 52 años de edad, quien era madre de un presunto secuestrador de nombre Pedro Joel Nieto Vargas, el cual fuera capturado el pasado mes de marzo acusado de haber secuestrado y asesinado a dos campesinos.

El artero crimen, el cual provocó la movilización de las diferentes autoridades policiacas, ocurrió a las 17:30 horas en la casa ubicada en la avenida 2 de abril y calle 21 de Mayo de la colonia Dante Delgado, cuando la señora Juana Vargas, quien se dedicaba a las labores del hogar, al estar en el interior fue sorprendida por dos sujetos cuyas características se desconocen.

La mujer como pudo, intentó correr hacia la calle para ponerse a salvo, sin embargo fue asesinada al recibir tres impactos de arma de fuego en la espalda que en cuestión de minutos le cegaron la vida. Cabe informar que en el momento en que los asesinos escapaban a bordo de una motocicleta le dispararon a un perro el cual aparentemente trató de defender a la mujer.

Por su parte vecinos de la occisa, al salir de sus vivienda y ver lo que había ocurrido, expresaron que el asesinato de la mujer pudo haberse tratado de una venganza ya que el hijo de la difunta estuvo involucrado en el secuestro y asesinato de Lorenzo Calderón y Maximino Reyes, quienes habían sido reportados como desaparecidos desde el pasado 30 de enero.

Minutos después de los hechos, arribaron elementos de la Policía Preventiva quienes conocieron del deceso, acordonaron la zona al tiempo de dar parte a las autoridades Ministeriales. En el lugar también arribaron elementos de la SSP y de la AVI para tomar conocimiento del crimen, así como personal del Ministerio Público para realizar las diligencias de ley.

Servicios Periciales de la PGJ efectuaron el levantamiento del cadáver y posteriormente lo trasladaron al anfiteatro para la necropsia de ley. Por su parte autoridades ministeriales ya iniciaron las investigaciones pertinentes al tiempo de abrir una averiguación previa por el delito de homicidio en contra de quien o quienes resulten responsables.

Antecedentes

La señora Juana Vargas, era madre de Joel Nieto Vargas, quien está preso por secuestro y homicidio de su cuñado Lorenzo Calderón Pontón (39 años de edad) y el caballerango de su cuñado, de nombre Maximino Reyes (42 años de edad), hechos ocurridos el 30 de enero 2013, cuando, junto con otros delincuentes, “levantaron” a ambas víctimas en la madrugada en que se dirigían a su rancho a trabajar, para pedir rescate por ellos, al tiempo que los asesinaban.

En el mes de enero, el día 30, ocurrió el secuestro e inmediato asesinato de Lorenzo y Maximino, perpetrado por Joel Nieto Vargas, Cutberto Bañuelos Tecan ("El Chaparro" o "El Brujo") y otros dos aún prófugos. Pedían de rescate 1.5 millones de pesos. Los restos fueron hallados hasta el día 1 de marzo, cuando por apoyo de la comunidad católica y una recompensa ofrecida por la familia de Calderón, se logró dar con los restos, ubicados en la zona de Potrerillo y Balsa Camarón, siendo detenido el mismo que pretendía cobrar 100 mil pesos de la recompensa, que era el cuñado que terminó confesando ser uno de los secuestradores. La Investigación ministerial de todo es la 018/713.

Joel Nieto fue presentado en calidad de detenido, el día 3 de marzo, en la Sub Procuraduría de Justicia, donde se desmayó ante los reporteros, por problemas cardiacos.

La versión de Cutberto Bañuelos
Con el apoyo de esas confesiones, el 6 de marzo, fue detenido otro cómplice, de nombre Cutberto Bañuelos Tecan ("El Chaparro" o "El Brujo"), quien llevó a las autoridades a la reconstrucción de los hechos, donde sorprendió a los elementos policiales porque anduvo sonriente en todo momento, “como si gozara de su triste fama momentánea”.

Cutberto Bañuelos, de 26 años de edad, de oficio “curandero” y “brujo”, oriundo de la comunidad El Zapotal, de este municipio, señaló la zona del camino a “La Mariposa”, donde él y otros tres detuvieron alrededor de las 7 de la mañana del trágico 30 de enero, a los señores Lorenzo Calderón y Marcelino Reyes, ganadero y ordeñador, respectivamente, para trasladarlos a bordo de una camioneta con destino de la comunidad Potrerillo, al sur de la ciudad.
Por los caminos vecinales que tomaron ese día, donde explicó que se volcaron 2 kilómetros antes de llegar a dicha congregación, debido a lo sinuoso del camino de terracería, a la altura de una finca, donde se tuvieron que bajar con los secuestrados, para meterse a unos cañales, donde los mantuvieron cautivos, mientras que "El Chaparro", tomaba el teléfono móvil de Lorenzo Calderón, para realizar unas llamadas a la familia y pedirle 1.5 millones de pesos como pago del rescate.

Al pasar un “lonchero” (motociclista repartidor de comida para los cortadores de caña), que se detuvo a auxiliarlos en el accidente, intentaron arrebatarle la moto, apuntándole con un arma, pero el motociclista alcanzó a escapar.
"El brujo” dijo que para poder tener contacto, porque no había señal, se dirigió dos kilómetros atrás, con dirección a Paso del Macho, donde está una imagen de la Virgen de Guadalupe, donde viró a la izquierda, con destino de Balsa Camarón, un kilómetro, de donde realizó la funesta llamada que la familia tenía una hora para reunir el dinero. Sabiendo el detenido que sus cómplices estaban asesinando en ese momento a los secuestrados, con un revólver y una escopeta.

Ahí mismo arrojó el teléfono celular, color azul, dijo, a los cañales.

La desaparición del padre de Joel

A mediados del 2012, el padre de Joel Nieto, de nombre Joel Nieto Cabrera, obrero del Ingenio Cepsa y prestamista, fue secuestrado. Trascendió que andaba con una mujer joven y que desapareció de repente, recibiendo la familia llamadas de exigencia de rescate. Que la familia Nieto pagó 500 mil pesos, pero nunca regresó el padre a casa. Joel constantemente conversaba con sus amigos que espió el cobro del rescate, en un puente cerca del ingenio y vio a un chamaco que se dedicaba a arreglar flores por el mercado, que fue quien recogió el dinero del pago del rescate. Pero nunca se atrevió a denunciarlo ministerialmente.

Luego se vino lo de su involucramiento en el secuestro del esposo de su hermana, Lorenzo Calderón, por lo que pasó a ser de víctima a victimario, ante la opinión pública.

Esta semana, la madre de Joel presumía su entusiasmo, dicen los vecinos, de que Joel, su hijo, saldría en pocos meses de prisión. Este lunes fue acribillada.
(Con información de La Policiaca.com y Lanigua.com)

No hay comentarios. :

Lo más leído y comentado