viernes, 4 de octubre de 2013

Chiapas: Cae "Guayo Cano" multiasesino guatemalteco; lo extraditan en menos de 24 horas

Agentes policiales —hasta ahora no se sabe si locales o federales— capturaron la madrugada de hoy en Tuxtla Gutiérrez al narcotraficante guatemalteco Eduardo Francisco Villatoro Cano, "El Guayo Cano", por quien el gobierno de ese país ofrecía una recompensa de 100 mil quetzales. En menos de 24 horas fue enviado a su país de origen.
La Procuraduría General de la República (PGR) y la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) negaron información sobre su captura toda la mañana y la tarde.
De hecho, fue mediante el diario guatemalteco Prensa Libre que su supo que "El Guayo Cano" fue capturado en Tuxtla Gutiérrez cuando estaba internado en una clínica, donde se sometería a una cirugía. Aunque oficialmente registró que era un problema del apéndice se reveló que se hizo una cirugía estética, una liposucción, para ser precisos.
En la PGR negaron toda información sobre su captura, en tanto que la cede de la PGJE de Chiapas permaneció toda la mañana bajo un fuerte dispositivo de seguridad policiaco y un cerco militar.
Posteriormente, una larga caravana de vehículos de policías estatales y del Ejército se movilizó al aeropuerto Llano San Juan, donde un avión del gobierno federal había aterrizado para llevarse a "El Guayo Cano" y dos de sus acompañantes, con quienes fue capturado.
Según Prensa Libre, el abogado defensor de Villatoro Cano solicitó al juez que su cliente fuera enviado al Centro Médico Militar debido a que fue operado. Médicos forenses del Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) certificaron que Villatoro Cano sí había sido intervenido: no por una apendicitis, sino por una liposucción.
Dependiendo del chequeo médico, el detenido puede quedar en el hospital o ser enviado a prisión preventiva. El Ministerio de Gobernación y el Ministerio Público (MP) guatemaltecos han manifestado su interés de que el presunto narcotraficante sea recluido en la cárcel Fraijanes I, la más segura del país.
"El Guayo Cano" declaró a periodistas de ese país centroamericano que ingresó hace 13 días a México y fue capturado a las 4 horas de hoy.
Prensa Libre reseña que el capturado dijo temer por su vida: “Ustedes saben quién anda detrás de mí”. Dijo que “si hablo ¿quién va a proteger a mi familia?”.
El ministro de Gobernación, Maurico López Bonilla, indicó que con la captura se da por concluida la operación “Dignidad” en Huehuetenango, pero se mantendrá un dispositivo para resguardar el área y evitar que el territorio sea utilizado por otro grupo delictivo.
Villatoro Cano fue capturado esta madrugada en Tuxtla Gutiérrez, México, junto a Edgar Waldiny Herrera Villatoro, alias "Gualas", cuando se recuperaba ya de la liposucción, dijo el ministro López Bonilla en una conferencia de prensa en la Fuerza Aérea Guatemalteca (FAG), zona 13.
La fiscal general, Claudia Paz y Paz, presente en la misma conferencia, dijo que al grupo del detenido se le vincula con más de 30 asesinatos, entre ellos la masacre de nueve policías cometida en Salcajá, Quetzaltenango, así como la muerte de una fiscal del Ministerio Público.
Se le investiga de tráfico ilícito de droga, homicidio y robo agravado, entre otros delitos.
Paz y Paz explicó que se había solicitado la orden de extradición a México desde agosto pasado. La orden de captura contra los presuntos narcotraficantes se hizo efectiva al momento de ingresar al territorio nacional.
Más detalles
(Click en las imágenes para agrandar)

Dos presuntos cabecillas del narcotráfico de Guatemala fueron capturados en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, luego de que abandonaran su país tras reciente operativos para esconderse arropados por algún cártel de la droga mexicano, señalaron autoridades locales y federales.

Se trata de los guatemaltecos Eduardo Francisco Villatoro Cano, "El Guayo Cano" y Edgar Waldiny Herrera Villatoro, "El Gualas", quienes fueron detenidos durante la madrugada en un poblado de la capital chiapaneca.

De acuerdo con información de medios centroamericanos, Villatoro Cano es presunto responsable del asesinato de ocho agentes de la Policía de Guatemala y el homicidio y descuartizamiento de un subinspector desde el pasado 13 de junio en la Subestación Salcajá de Quetzaltenango, donde participaría Herrera y otros seis sujetos más.

La Procuraduría General de Justicia de Chiapas, quien participó en las aprehensiones, confirmó la detención del presunto jefe del narcotráfico de dicho país centroamericano, sin embargo, informó que será el gobierno federal quien dé los pormenores del caso.
Extraditación Express
El presidente Otto Pérez confirmó hoy la detención en territorio mexicano del presunto narcotraficante, Eduardo Francisco Cano Villatoro, alias "Guayo Cano", supuesto responsable de una masacre de agentes de policía en Salcajá, departamento guatemalteco de Quetzaltenango el 13 de junio pasado.
Cano arribará pasado el mediodía a la Fuerza Aérea Guatemalteca en el aeropuerto La Aurora, dijo Pérez, luego de que a eso de las 5:00 horas fue detenido en Tuxtla Gutiérrez, el estado Mexicano de Chiapas (sur de México), según confirmó la Procuraduría General de la República Mexicana.
Con la detención de Cano y uno de sus primos, identificado como Édgar Herrera Villatoro alias "Gualas", concluye "una operación exitosa", indicó el mandatario a los reporteros en el hangar presidencial del Aeropuerto Internacional La Aurora.
A Cano se le señala de ser presunto integrante del "Cártel del Golfo" (México) y tras la matanza de policías en Salcajá, Quetzaltenango, se le han decomisado 83 vehículos, caballos pura sangre, así como se han detenido a 9 supuestos miembros de su estructura criminal que habría trasegado drogas hacia Estados Unidos, desde la frontera con México.
Pérez destacó la cooperación que han brindado las autoridades mexicanas en todo momento y precisó que le han dado seguimiento al grupo que ha apoyado a Cano en México, que según el presidente, pertenece a una estructura del "Cártel del Golfo".
"La estructura (de Cano) está totalmente capturada", manifestó el presidente al indicar que darán seguimiento a las actividades de este grupo de narcocriminales.
De acuerdo con el juez Primero B de Mayor Riesgo, Miguel Àngel Gálvez, Cano y su primo Édgar Villatoro serán trasladados a la cárcel de Fraijanes II y será hasta el lunes próximo cuando rindan su primera declaración en la Torres de Tribunales.

Era protegido
El presidente Otto Pérez Molina dijo horas antes de la llegada de Villator Cano que el capo era resguardado por un integrantes del "Cartel del Golfo" y autoridades mexicanas le dan seguimiento a las personas que ayudaron al presunto capo.
Según el mandatario, se sorprendió al presunto narcotraficante con documentos falsos, por lo que fue expulsado de ese país.
"Operación Dignidad"
La operación “Dignidad” se desarrolló durante 2 meses, mediante la implantación de 174 allanamientos se lograron 40 capturas, 16 de ellas de la estructura criminal y el resto como resultado de operativos con puestos de registro.
Durante el operativo se incautaron 14 fusiles, 42 pistolas, un lanza granadas, 80 vehículos y varias propiedades que están en extinción de dominio.
Antecedentes
El pasado 13 de junio cerca de 15 hombres armados irrumpieron en la subestación de Salcajá donde ejecutaron a los agentes Amílcar Bosbeli Castillo De León, Héctor Tun Busel, Estuardo Gabriel López Wieles, Juan García Chum, Rodolfo Herrera Solís, Omar Estuardo Tomás Mérida, Rigoberto Sales Hernández y Selvin Roderico Fuentes Miranda.
Por varios días, el subinspector César Augusto García Cortezpermaneció desaparecido, a mediados de ese mes se localizó el cuerpo en el río Valparaíso, La Democracia, Huehuetenango. Se presume que Villatoro sería el responsable de desmembrarlo.
A cambio de información de la captura del narcotraficante Gobernación ofreció una recompensa de Q100 mil, así como una recompensa de Q50 mil por Herrera Villatoro.
Por este caso enfrentan proceso 14 personas, incluyendo al hermano del capo. En septiembre pasado el Juzgado Primero B de Mayor Riesgo distribuyó los vehículos incautados a la estructura criminal, 30 fueron asignados al Ministerio Público, 23 al Organismo Judicial y 26 al Ministerio de gobernación.
Dentro de uno de los vehículos encontraron 75 paquetes con 165 libras de cocaína, valoradas en unos Q8.3 millones.
(Con información de Proceso.com.mx, El Mexicano y Siglo 21.com.gt y Prensa Libre.com)

No hay comentarios. :

Lo más leído y comentado